Internacionales

México ronda los 50.000 muertos por Sars Cov 2

Hasta este jueves 6 de agosto, el país registra 49.698 fallecidos y 456.100 casos confirmados de covid-19.


México roza los 50.000 muertos por covid-19, una cifra muy superior a las previsiones del Gobierno, que lidia con críticas al manejo de la pandemia y con una fuerte crisis económica.

Hasta este jueves 6 de agosto, el país -de 128,8 millones de habitantes- registraba 49.698 fallecidos y 456.100 casos confirmados de covid-19, según el Gobierno.

Es el más enlutado después de Estados Unidos y Brasil, aunque su tasa de muertes por 100.000 habitantes es la decimotercera del mundo, según estadísticas de la AFP basadas en datos oficiales.

No obstante, el número de defunciones supera ampliamente el rango total de entre 6.000 y 30.000 que calculaba a finales de febrero el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Una proyección que se empezó a quedar corta dos meses después cuando México, donde el confinamiento fue voluntario, inició la reactivación gradual de su vida económica y social.

Pese a que las cifras no paran de crecer, Hugo López-Gatell, responsable de la estrategia nacional contra el nuevo coronavirus, se mostró optimista esta semana al señalar que ya había un “mayor control”.

“Todavía tenemos una importante actividad epidémica, pero durante el mes de julio empezó a ser cada vez más lenta”, aseguró.

Pocas pruebas

Algunos especialistas cuestionan el desempeño del Gobierno para enfrentar la emergencia.

“El número de casos, como de decesos, debe de ser sustancialmente más del que aparece en cifras oficiales, toda vez que hemos hecho pocas pruebas”, dijo a la AFP Alejandro Macías, quien dirigió la estrategia contra la pandemia de la gripe AH1N1 en 2009.

Macías reconoce, sin embargo, aciertos como la reconversión de hospitales para atender la crisis.

Pero en aspectos como el número de pruebas que se realizan, “México ha ido francamente en contra de las recomendaciones internacionales”, aseguró.

El Gobierno sostiene que el sistema de salud sufrió un abandono durante tres décadas, acumulando una carencia de 240.000 profesionales, y que no hay evidencia concluyente de que una aplicación masiva de pruebas sea una medida efectiva de control.

Macías critica por otra parte que el Gobierno no haya dado suficiente impulso al uso de tapabocas. “Creo que no se ha propuesto lo suficiente a nivel federal”, dijo.

López-Gatell ha llamado a usar esa protección, aclarando que es insuficiente si no se complementa con medidas básicas de higiene y distanciamiento social.

A López Obrador solo se le vio con mascarilla en un reciente viaje a Estados Unidos para reunirse con su homólogo Donald Trump, aunque su actividad pública es muy limitada.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar