Emprendimiento

Luis y José fusionaron lo callejero con lo gourmet para crear SabrosurasPF

Hoy tienen más de tres tipos de hamburguesas para diferentes gustos y con los ingredientes de alta calidad.


La idea nació de comenzar su propio negocio donde ambos pudieran expresar los gustos por la cocina y ofrecer algo diferente.

La amistad de Luis Arias y José Carrasquero inició cuando eran unos niños, vecinos de la urbanización Las Adjuntas en el municipio Carirubana; son como hermanos, porque así se han criado.

Ambos son estudiantes de ingeniería, aunque José está a punto de convertirse en Ingeniero Electrónico.

Esa amistad los llevó a unir sus pasiones por la cocina, el de Luis por la callejera y el de José por lo gourmet, entonces nació SabrosurasPF con una propuesta de hamburguesas y papas con esa unión perfecta que no se consigue en cualquier lugar, los dos jovencitos con tan solo 22 y 23 años de edad respectivamente, hornean hasta el pan, para darle a sus clientes la mejor versión de la fusión entre ambas cosas.

UNIÓN: La amistad los unió para crear su negocio.

La idea nació de comenzar su propio negocio donde ambos pudieran expresar los gustos por la cocina y ofrecer algo diferente. Por ello fueron preparando y cambiando sabores hasta encontrar el punto exacto entre lo gourmet y lo callejero, haciendo una fusión de calidad.

Hoy tienen más de tres tipos de hamburguesas para diferentes gustos y con los ingredientes de alta calidad, además casi todo es preparado por ellos, incluso crearon su propio pan para dar el toque crujiente que deseaban.

Ambos dejaron sus empleos para dedicarse al emprendimiento, aseguran que pese a que iniciaron hace tres meses, justo con la pandemia les ha ido muy bien, ya que cuando un cliente las prueba siempre lleva a otros a complacer el paladar.

EMPRENDIMIENTO: La marca busca convertirse en una franquicia.

Los jóvenes se han unido a la tendencia digital y es mostrando sus productos y ofreciéndolos en las redes sociales a través de @sabrosurasPF.

“Creemos que las redes sociales son muy útiles ahora y muchas personas pueden conocer nuestro trabajo desde entonces”.

Trabajar en pandemia

Este negocio que nació en plena cuarentena, no ha visto a sus clientes comer en el lugar, todo es servido para llevar, sin embargo esto no ha sido un impedimento para que el par de jóvenes vean los frutos del inicio que pensaron sería más duro.

Actualmente trabajan con todas las limitaciones que representa trabajar en pandemia, pero con la satisfacción de que su negocio está creciendo, al punto que en un año esperan tener un local en el que sus clientes puedan disfrutar de una cena con amigos, en pareja o en familia.

Con el tiempo piensan ofrecer más opciones de comidas, siempre con el concepto de la mezcla entre lo gourmet y lo callejero para que no se pierda la esencia de la creación de la marca.

Ambos jóvenes son visionarios, creen en sí mismos y en la amistad que  los une desde niños para poder ejecutar su proyecto de vida que lo ven convertido en una franquicia como las más grandes del mundo.

Etiquetas
Mostrar más

Irene Revilla

Amo el chocolate

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar