Sucesos

Taxista se quitó la vida de un tiro

Julio Flores padecía de una enfermedad crónica, no determinada que le causaba insoportables dolores.


Un taxista identificado como Julio César Flores Hernández, de 66 años, optó por la peor de las decisiones, presumiblemente desesperado, desahuciado por una enfermedad no determinada, que le causada intensos dolores que no pudo soportar.

Residía en la avenida Progreso, entre las calles Nazaret y Paraguay, en el sector Centro de Punto Fijo.

Motivado a su grave padecimiento, desde hace algún tiempo había dejado de trabajar, pero anteriormente se ganaba la vida como chofer de taxi.

De acuerdo a la versión de los familiares, escucharon la detonación de un arma de fuego, y al entrar a la habitación encontraron el cuerpo inerte de Julio César, al lado del cuerpo estaban el revolver Rugger, calibre 38, junto a cinco cartuchos y una concha.

El hecho se presentó a eso de las 11 de la noche del jueves. Al sitio del suicidio acudieron comisiones de la Policía de Falcón y del Eje de Homicidios Falcón del Cicpcp.

Los funcionarios policiales acudieron al lugar, tras conocer del presunto hecho de atentado contra su propia vida (suicidio). Al llegar a la residencia de la familia Flores, los funcionarios actuantes resguardaron el sitio y las evidencias en espera de los investigadores del Cicpc.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar