Sucesos

«Petejotas» del arsenal escoltaban a colombiano

El civil detenido por las FAES es un colombiano a quien los tres funcionarios habrían ido a buscar.


La captura de tres funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas adscritos a Falcón por parte de efectivos de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), es un caso de seguridad nacional por donde se le mire.

Algunos lo consideran tímidamente como un tercer bloque de la Operación Gedeón, otros evidencia de la penetración de paramilitares en el seno de algunos organismos de seguridad al reclutar funcionarios para que les brinden apoyo logístico para llevar a cabo sus actividades ilícitas.

De acuerdo con fuentes extraoficiales, los tres funcionarios se habían trasladado a Colombia, desde asumieron la custodia del ciudadano neogranadino, José Luis Suescun Vargas, de 32 años, quien es el cuarto detenido en torno al arsenal de guerra incautado.

Como se recordará, el armamento de guerra, según las FAES, era transportado en un Chevrolet Aveo, blanco, placas AS283ZV interceptado en la Falcón-Zulia.

Declinado a Caracas

Este miércoles en el Circuito Judicial Penal del estado Falcón, ubicado en la avenida Ramón Antonio Medina de Coro, se llevó a cabo, más que una audiencia de presentación, un trámite procesal.

La fiscalía 21 tomó el caso y solicitó ante el Tribunal de la jurisdicción falconiano la declinatoria de competencia hasta los tribunales de la ciudad capital debido a que se les imputará actos de terrorismo.

La inspector agregado Josmary Janneth Flores Loyo, quien en el pasado tuvo una causa abierta por extorsión; su esposo y detective jefe Carlos Humberto Chirinos Sánchez, y el detective agregado Alexander Rafael Cotis López, serán presentados en un Tribunal de Caracas y de ratificarse la privativa de libertad, quedarían presos en el Helicoide.

Sobre Cotis López trascendió que la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi-12) venía investigando sus andanzas a través de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), incluso, el mismo gobierno de Colombia tendría abierta una averiguación en torno a un determinado grupo de funcionarios que estaría brindando apoyo logístico a paramilitares y narcotraficantes, según indican fuentes extraoficiales.

Respecto a la detención de los funcionarios y el colombiano que escoltaban, habría ciertas discordancias en cuanto a tiempo, modo y lugar.

Contrario al lunes, la detención presuntamente se dio el sábado 8 de agosto en Dabajuro y respecto a las armas, las habrían incautado en Mitare, parroquia Río Seco, municipio Miranda del estado Falcón, en cuyo caso sería ocultamiento de armas de guerra y no traslado.

No obstante, en las actas o minuta, las FAES reportaron la detención en el municipio San Francisco del estado Zulia.

Valga describir que se trata de siete fusiles AR-15, tres fusiles AK-47, un fusil M16, con municiones, dos pistolas Glock modelo 17, calibre 9 milímetros; cuatro chalecos antibalas tácticos y cuatro luces o cocteleras para patrullas.

Los tres funcionarios detenidos son oriundos de Coro, en tanto el colombiano estarían cooperando, estaría surgiendo nombres de más comprometidos por lo que no se descartan más aprehensiones en el transcurso de las investigaciones.

Sobre quienes estarían asumiendo la defensa de estos, en los predios judiciales han salido a relucir los nombres de los abogados falconianos Euro Colina, Sobeidy Sangronis y Elián Salas.

Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar