Internacionales

Elecciones en EE.UU. | Trump y el bloqueo de fondos al Servicio Postal

Donald Trump busca obstaculizar la votación por correo al señalar un presunto fraude, para en realidad favorecer su reelección, denuncian los demócratas


En una entrevista con ‘Fox Business’, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que su Gobierno está frenando la ayuda económica para el Servicio Postal que proponen los demócratas.

El mandatario señaló que, sin dinero, el organismo no tendrá los recursos para garantizar las masivas votaciones por correo para que millones de estadounidenses participen este año en las elecciones primarias y en las presidenciales del 3 de noviembre.

Foto/Cortesía

Donald Trump busca obstaculizar la votación por correo al señalar un presunto fraude, para en realidad favorecer su reelección, denuncian los demócratas.

El presidente Donald Trump reconoció abiertamente que está privando de dinero al Servicio Postal de Estados Unidos para dificultar el procesamiento de un aumento esperado de boletas de votación por correo.

Aunque sin presentar pruebas, durante meses, el jefe de Estado ha insistido en que esta modalidad de voto a distancia, que ha existido durante décadas y que él mismo ha utilizado, se presta para el “fraude”. El voto por correo será clave en las elecciones de este año, cuando millones de personas tratan de evitar las aglomeraciones, debido a la pandemia de Covid-19.

Trump señaló explícitamente dos disposiciones de financiación que los demócratas buscan en un paquete de ayuda y que se ha estancado en el Capitolio. Sin el dinero adicional, dijo, el Servicio Postal no tendrá los recursos para manejar una avalancha de votos de las personas que buscan evitar lugares aglomerados durante la pandemia del Covid-19.

Si no hacemos un trato, eso significa que no reciben el dinero» (…) que no pueden tener voto universal por correo, simplemente no pueden tenerlo.

Afirmó el mandatario durante una entrevista con ‘Fox Business’.

El republicano, que busca la reelección en los comicios del 3 de noviembre, ha asegurado que los 25.000 millones de dólares que los demócratas solicitan en una iniciativa para que el Servicio Postal pueda funcionar, son para influir a favor del demócrata Joe Biden en los comicios presidenciales.

Sin embargo, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, respondió que la solicitud inicialmente fue hecha por la Junta de Gobernadores bipartidistas de ese organismo federal y no por el partido demócrata.

Los ítems son la oficina de correos y 3.500 millones de dólares para la votación por correo.

Dijo Trump al indicar que los demócratas quieren darle a la oficina de correos un total de 25.000 millones de dólares. 3.500 millones son fondos complementarios para recursos electorales.

La cantidad de dinero en cuestión es menos del 1% del paquete de ayuda propuesto en un rescate económico para enfrentar la pandemia.

Los republicanos del Senado han presentado una respuesta de 1.000 millones de dólares, mientras que la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, aprobó un proyecto de ley de 3.000 millones de dólares en mayo.

Oposición: Trump busca impedir la votación por correo en estados con inclinación demócrata

Los congresistas demócratas acusan al mandatario y a su partido político de intentar desprestigiar al Servicio Postal y de dificultar el voto a distancia para los estadounidenses, ya que las encuestas de opinión muestran a Trump detrás de su rival demócrata, el ex vicepresidente Joe Biden.

Foto/Cortesía

Los opositores del mandatario señalan una lucha frontal de Trump cada vez más fuerte para impedir la votación por correo, especialmente en estados de inclinación demócrata o donde las encuestas no le muestran una victoria arrasadora.

En Iowa, estado en el que Trump ganó ampliamente en 2016 pero donde este año la elección sería más competitiva, su campaña se unió a una demanda el miércoles contra dos condados de tendencia demócrata en un esfuerzo por invalidar decenas de miles de solicitudes de boletas del también llamado voto ausente.

En Pensilvania, a finales de junio, el equipo de campaña del mandatario y cuatro miembros republicanos del Congreso local presentaron una demanda federal contra la decisión de este estado de extender el voto por correo antes de las elecciones de noviembre.

Foto/Cortesía

En Nevada, Trump busca impugnar una ley que envía papeletas a todos los votantes activos, como lo anunció el gobernador demócrata Steve Sisolak. California, Vermont y otros estados planean enviar por correo todas las boletas electorales para que los ciudadanos puedan votar a distancia si así lo desean.

En contraposición, en Florida, que en 2016 dio la victoria decisiva al republicano en las elecciones frente a Hillary Clinton y cuyo gobernador, Ron DeSantis, es uno de sus aliados políticos, Trump hizo una reciente excepción: pidió votar por correo en las primarias del próximo martes en este estado.

Ya sea que lo llame voto por correo o voto ausente, en Florida el sistema electoral es seguro, probado y verdadero. El sistema de votación de Florida se ha limpiado (derrotamos los intentos de cambio de los demócratas), así que en Florida animo a todos a solicitar una papeleta voto por correo.

Señaló.

Además, en este estado considerado por Trump como su segundo hogar, el mandatario solicitó esta semana la papeleta de votación a la oficina electoral de Palm Beach, condado donde está su club Mar-a-Lago, según confirmó EFE.

Desde el pasado 30 de octubre el presidente Trump se inscribió en ese condado.

La dirección del Servicio Postal estaría respaldando los planes de Trump

Negarle al Servicio Postal los fondos que necesita para asegurarse de que este organismo no pueda manejar la gran cantidad de boletas que tendrá que entregar es solo una parte del plan, indicó el diario ‘The Washington Post’.

Hace solo dos meses, Trump nombró como director General de Correos a Louis DeJoy, el megadonador republicano que ha donado millones de dólares a la campaña de Trump y al Partido Republicano.

La columna indica que poco después de asumir el cargo, DeJoy ordenó una serie de cambios en la política que sorprendieron a los empleados postales.

Entre ellas, prohibió las horas extras y les dijo a los transportadores que dejaran el correo en los centros de distribución, lo que provocó que se acumularan por varios días.

Los empleados también informan que se han retirado de las instalaciones postales las máquinas clasificadoras que ayudan a acelerar el procesamiento del correo.

El resultado inevitable ha sido una entrega más lenta, con cartas y paquetes que llegan tarde y muchos estadounidenses simplemente no reciben su correo todos los días.

Los empleados postales y los dirigentes sindicales dicen que los cambios implementados (por DeJoy) están contribuyendo a una percepción cada vez mayor de que los retrasos en el correo son el resultado de un esfuerzo político para socavar el voto ausente.

Informó ‘The Washington Post’ en julio.

El miércoles, 175 demócratas de la Cámara de Representantes enviaron una carta a DeJoy, en la que afirmaron: “La Cámara está seriamente preocupada porque están implementando políticas que aceleran la crisis en el Servicio Postal”.

Sin embargo, DeJoy rechazó las acusaciones e indicó que solo ha hecho cambios para mejorar la eficiencia del servicio.

A pesar de cualquier afirmación en contrario, no estamos ralentizando el correo electoral ni ningún otro correo.

Afirmó la semana pasada.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar