Deportes

Remigio Hermoso, un ídolo de la pelota venezolana

A la edad de los 19 años de edad se estrenó con los Bravos de Atlanta en las Grandes Ligas.


El ex grandeliga Remigio Hermoso falleció este sábado en su natal Puerto Cabello, informaron fuentes allegadas a su familia. Tenía 72 años de edad.

Hermoso (01/10/1946), un infielder de finas manos, veloz corredor y bateador de contacto, se destacó en torneos nacionales amateurs, en especial en las campañas de 1963 y 1964, cuando se tituló con el equipo Urbanos, antes de iniciar su carrera profesional con los Tiburones de La Guaira en la temporada 1966-1967.

Con los escualos jugó hasta la 74-75 y formó una excepcional dupla con Enzo Hernández alrededor de la segunda base y en la parte alta de la alineación. Luego vistió los uniformes de Llaneros de Portuguesa (75-76), conocidos como los Tibuleones, y los Navegantes del Magallanes (76-77).

Al momento de su retiro, tras 11 torneos en la LVBP, era apenas el decimosexto bateador del circuito con 500 o más hits (594) y el noveno con 60 o más bases robadas (61).

“Desde la LVBP lamentamos profundamente la partida de Remigio Hermoso, quien dedicó su vida no sólo a la práctica del béisbol sino a su enseñanza”, destacó Giussepe Palmisano, presidente de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.

“Este insigne carabobeño, el primero nacido en Puerto Cabello que llegó a las Grandes Ligas, siempre estuvo dispuesto a formar nuevas generaciones de peloteros y a contribuir con Venezuela, a través de su trabajo en selecciones nacionales y con equipos del beisbol profesional. Por ello, siempre será recordado”.

Como coach formó parte de varios equipos de la LVBP (La Guaira, Magallanes, Aragua) y dirigió a un importante número de selecciones nacionales, en todas las categorías, incluido el combinado nacional que participó en los Juegos Panamericanos de Caracas, en 1983.

Entre 1984 y 1991 fue el estratega del conjunto de la Academia Militar de Venezuela y del Ejército. Fue concejal del Municipio Puerto Cabello y durante nueve años presidió el Instituto Municipal de Deportes de esa localidad.

El 14 de septiembre de 1967, a los 19 años de edad, se estrenó en las Grandes Ligas con los Bravos de Atlanta. En ese instante era apenas el decimosexto criollo con ese nivel.

Hermoso también vistió los uniformes de los Expos de Montreal (1969 y 1970) e Indios de Cleveland (1974). Precisamente con la Tribu fue víctima de un episodio que impactó su carrera. El 11 de mayo, en el quinto inning de un encuentro entre Orioles de Baltimore y Cleveland, Don Baylor, corriendo desde la inicial, tras un roletazo Brooks Robinson al campocorto, arrolló en segunda a Hermoso y le lesionó la rodilla.

El traumatismo envió al hospital al venezolano, que se perdió tres meses de campaña. Baylor se disculpó públicamente, lo llamó por teléfono a la clínica y le envío flores. Después del incidente, Hermoso no volvió a ser el mismo.

Hermoso es apenas uno de los seis criollos que dieron sus primeros pasos en las Mayores con menos de 20 años de edad. Los otros son Isaías “Látigo” Chávez (1967), Fred Manrique (1981), Richard Garcés (1990), Wilson Álvarez (1989) y Félix Hernández (2005).

Además, se convertiría en el tercer venezolano en debutar en la Gran Carpa durante su primera campaña en el beisbol organizado, detras de Chucho Ramos (1944) y Alejandro Carrasquel, el primero en abrir las puertas al país en ese nivel, en 1939. La diferencia fue que tanto Ramos como Carrasquel, contaban 26 años de edad.

El ex jugador de cuadro fue exaltado al Salón de la Fama del Béisbol de Venezuela, el 12 de diciembre de 2015.

“Jugar ha sido equivalente a respirar. Se me premia por lo que me gusta hacer”, señaló Hermoso durante la ceremonia en la que se le inmortalizó.

La Junta Directiva de LVBP, su Personal Operativo y Administrativo, expresan sus sinceras palabras de condolencia, extensivas a familiares y compañeros de Hermoso. Paz a su alma.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar