EconomíaFalcón

Los ciudadanos y vendedores intercambian productos para poder comer

La crisis, hiperinflación, falta de producción y ahora la pandemia son elementos que han conllevado a los ciudadanos a idear fórmulas para sobrevivir.


Tanto el comerciante como el ciudadano les ha tocado ingeniársela desde que inició la cuarentena para poder sobrevivir.

El trueque es una de las fórmulas que utiliza el proveedor con el comerciante, y a su vez este último con los clientes para poder sobrevivir.

Garantizar “la papa” es el reto diario que tienen que hacer millones de Venezolanos, y los corianos no escapan a esta realidad, y es por ello que cada día, el trueque se vuelve más común entre los habitantes de la capital falconiana quienes, cambian un kilo de granos, por una harina precocida, o algunos objetos de valor por alimentos para darle de comer a sus hijos.

Yasmin Reyes, tiene más de 20 años trabajando como vendedor ambulante en la avenida Tirso Salaverría, el hombre quien hasta hace pocos años laboró vendiendo CD´s migró a la venta de comida porque “nadie come música”. Reyes refiere, que los ciudadanos, que no tienen dinero para comprar algún producto de primera necesidad, llevan otro para realizar intercambios de rubros.

Yasmin Reyes le ha tocado intercambiar productos con sus proveedores para poder comer. Foto/ Cherry Dominguez

“Ya antes de la pandemia se estaba realizando el `cambalache´, pero en pandemia aumentó el número de personas que vienen a hacer eso, la cosa está ruda, ahorita lo poquito que uno hace es para comer, no se está teniendo para ganancias, estamos comiendo del día a día” expuso el comerciante que tiene una mesita a pocos metros del Mercado Nuevo.

Francisco Lugo, quien labora vendiendo granos y otros productos frente al edificio Don Silverio junto a su hermano Freddy Lugo, manifiesta que muchas personas provenientes de la Sierra falconiana traen algunos rubros que ellos producen para cambiarlo por no perecederos. “Ellos te traen maíz, granos, frutas, queso y otros productos y lo cambian por harina, arroz y otros productos que se les hace difícil conseguirlos por allá” comentó Francisco.

Francisco Lugo: “Nos toca hacer intercambio con clientes y proveedores para no dejar de vender, hay que buscar métodos que permitan poder alimentarnos y ayudar a la gente. Foto/ Cherry Dominguez

Agregó que varias veces sus proveedores realizan la misma técnica, les cambian mercancía por otros productos que ellos puedan tener.

“Desde que aplicaron la cuarentena radical se ha visto más el intercambio, y bueno a nosotros nos sirve, porque puedo cambiar quinchoncho por maíz, y a la vez por caraotas, eso sirve para alimentar a la familia” agregó el vendedor. 

Etiquetas
Mostrar más

Regmy Castañeda

Periodista - Fotógrafo Creo en un futuro mejor

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar