Internacionales

Nieta de Martin Luther King: «Nuestra generación acabará con el racismo»

La protesta conmemora los 57 años del emblemático discurso del líder de los derechos civiles Martin Luther King, «Tengo un sueño»


Jonessa, de 32 años, viajó el jueves desde Seattle, donde trabaja como conserje en un hotel, a Washington, para llegar al Mall, el gran parque lleno de monumentos del centro de la ciudad, a las 7 de la mañana.

Se hizo 3.750 kilómetros en línea recta -más que la distancia de Madrid a Damasco- para plantarse en el área reservada a los participantes registrados en la marcha conmemoratoria del discurso que pronunció Martin Luther King en 1963 y que incluyó la archifamosa frase: «Tengo un sueño: que un día mis cuatro hijos pequeños vivan en un país en el que no sean juzgados por el color de su piel, sino por su personalidad».

Fue un llamamiento al final del racismo de Estados Unidos, justo en el centenario de la abolición en ese país de la esclavitud, para lo que fue necesaria una guerra civil que es, a día de hoy, el conflicto más sangriento que ha sufrido la primera potencia mundial.

«Vine para ser parte de un movimiento histórico», explicaba Jonessa.

Ciertamente, la afluencia de público era enorme. Pero también lo requería la ocasión.

El lema de la concentración era ‘Decidles que quiten sus rodillas de nuestro cuello’.

Era una referencia directa a la muerte del afroamericano George Floyd el 28 de mayo cuando el policía blanco Dereck Chauvin puso su rodilla en su cuello durante ocho minutos y 47 segundos.

Así que la marcha llega en el momento en el que Estados Unidos vive su mayor oleada de violencia racial precisamente desde el asesinato del hombre que tuvo el sueño, Luther King, en 1968.

La muerte de Floyd, grabada en vídeo, fue el desencadenante.

El sábado, una nueva filmación reactivó la tensión, cuando Jacob Blake, otro afroamericano, recibió siete tiros de la policía a una distancia de pocos centímetros de su cuerpo que le van a dejar paralitico.

El Monumento a Lincoln en el que King pronunció sus palabras se convirtió en un acto reivindicativo.

La nieta del reverendo asesinado Yolanda King, retomó la frase de su abuelo al dirigirse a la multitud con un «tengo un sueño: vamos a ser la generación que desmantele el racismo sistémico de una vez por todas».

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar