Deportes

El divorcio se consuma | Messi no fue al test de COVID-19

El argentino no fue visto por los periodistas en la entrada del centro de entrenamiento Joan Gamper para la sesión médica


Lionel Messi, que anunció el martes a la directiva su intención de salir del Barcelona, no acudió este domingo al centro de entrenamiento azulgrana, donde los jugadores estaban citados para someterse a una prueba de COVID-19.

Así, automáticamente queda descartada su participación en el primer entrenamiento de la era Ronald Koeman, que tendrá lugar este lunes a las 17.30 h.

Por otro lado, Luis Suárez y Arturo Vidal, dos de los jugadores descartados por Koeman, han acudido a los test PCR y entrenarán con el Barcelona hasta que se les encuentre una salida.

«Para el capitán barcelonés, como comunicó en su correo del martes, su compromiso con el Barcelona se ha terminado, no tiene más obligación de presentarse a exámenes ni a entrenamientos. No forma parte de la familia azulgrana. Pone fin a una aventura que ha durado 20 años», señaló el diario deportivo Marca, el más vendido de España, sobre un jugador de 33 años que llegó al Barcelona con 13.

La cláusula liberatoria

Este es un capítulo más del conflicto contractual entre Messi y el FC Barcelona, el cual ya se esperaba después de que ayer los abogados del argentino hubiesen informado al club que este no asistiría a la cita. 

El jugador y sus abogados consideran que ya han hecho efectiva la cláusula liberatoria que tienen a final de cada temporada desde el 2017 y que, por lo tanto, ya no se deben al club azulgrana.

En cambio, Bartomeu y su junta directiva dan por hecho que esta caducó el 10 de junio y hacen referencia a la cláusula de rescisión de 700 millones de euros si el argentino pretende marcharse a otro club. 

A pesar de todo, no se descarta una reunión entre las dos partes durante los próximos días con la intención de pactar un traspaso.

El Manchester City es el club mejor posicionado para hacerse con sus servicios. 

Alberto Fernández: «Debe ir a Newell’s» 

Por otra parte, Alberto Fernández, presidente de Argentina, manifestó que Messi tendría que jugar en el país si es que no termina su carrera en Barcelona y vestir los colores de Newell’s Old Boys.   

«Vos estás en el corazón de todos nosotros y nunca te vimos jugar en nuestra tierra, danos el gusto de verte jugar acá, en Newell’s, tu club», aseguró que sería su recomendación para Messi si pudiera hablarle en este contexto de litigio por su salida del club catalán.  

En declaraciones televisivas a C5N, el mandatario argentino agregó: «Si Messi no termina en Barcelona, debe terminar en Newell’s. al igual que Bielsa. Que no se enojen los de (Rosario) Central, pero los de Argentinos tenemos cariño porque tiene una cantera de grandes jugadores y tienen un fútbol lindo. Hay hinchas que quieren que su equipo gane y otros que quieren ver a su equipo jugar bien al fútbol. Somos un equipo romántico».  

Previamente, en tono de broma, Alberto Fernández había enfatizado: «Messi tiene que jugar en Argentinos (club del que es simpatizante el Presidente). Pregunté cómo andábamos de reservas para ver si lo podíamos traer».

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar