Internacionales

Macron pidió un «nuevo Gobierno» para el Líbano de forma rápida

El presidente Emmanuel Macron llega a Beirut después de que el nuevo primer ministro del Líbano, Mustapha Adib, fuera nombrado este 31 de agosto


El presidente francés, Emmanuel Macron, llegó a Beirut por segunda vez en un mes para presionar por la formación de un Gobierno encabezado por el recién designado nuevo primer ministro e implementar reformas que permitan desbloquear la ayuda económica a este país, cuya capital quedó devastada por la explosión del pasado 4 de agosto.

Altos funcionarios libaneses señalaron que la mediación del presidente francés fue esencial para asegurar un acuerdo sobre un nuevo primer ministro en las 48 horas antes de que por consenso fuera designado Adib, exembajador de su país en Alemania.

Las discusiones sobre esta materia en el círculo político libanés estuvieron estancadas la semana pasada. 

Ahora está previsto que Macron presione a Beirut para que promulgue las reformas que los países donantes de Europa exigen para poder apoyar la reconstrucción de gran parte de la capital, devastada con la explosión del puerto el pasado 4 de agosto, pero también abordar los problemas de corrupción antes de entregar la ayuda económica.

A su llegada al aeropuerto de Beirut, donde fue recibido por el presidente Michel Aoun, Macron dijo que se debe acordar una nueva alineación «lo antes posible» para rescatar a la nación, que se está recuperando de la mortal explosión, un colapso económico y la pandemia del COVID-19.

Posteriormente, Macron también se dirigió al pueblo libanés en un tweet en árabe, en el que aseguró que había regresado como prometió con el fin de trabajar juntos para crear las condiciones para la reparación y la estabilidad del país.

«Libaneses, ustedes son como hermanos para los franceses. Les hago una promesa: vuelvo a Beirut para examinar la ayuda de urgencia y construir con ustedes las condiciones de la reconstrucción y la estabilidad», publicó Macron.

Este 1 de septiembre, Líbano celebra los 100 años del establecimiento del Gran Líbano bajo el mandato francés, un evento en el que Macron estará presente.

Tres primeros ministros en menos de un año y una sola crisis 

El Líbano continúa su peor colapso desde el final de la guerra civil, que se vivió entre 1975 y 1990.

Incluso antes de la mortífera explosión en el puerto de la capital y de la pandemia, este país ya se encontraba en una profunda crisis económica, política y social, acompañada de fuertes protestas que exigían soluciones y cambios en el Gobierno.

Este lunes, el Parlamento designó a Mustapha Adib como nuevo primer ministro para que forme en tiempo récord un Gobierno que encamine al país a salvarse de una de sus peores crisis de la historia.

Su nombramiento se produjo tras la renuncia de Hasan Diab, que dimitió el pasado 10 de agosto, tras una nueva ola de presión social tras la explosión de 2.750 toneladas de nitrato de amonio, cuyas causas aún son materia de investigación.

Diab había reemplazado a Saad Hariri, que dimitió el 29 de octubre de 2019, al ceder a la presión popular ante una recesión económica agobiante, con la que la libra libanesa disminuyó su valor.

La falta de liquidez impulsó a los bancos libaneses a limitar los retiros y las transferencias de dólares desde septiembre de 2019. 

Además, el costo de vida aumenta al igual que la pobreza. Muchos libaneses han perdido sus empleos o han visto reducidos sus salarios a la mitad desde el año pasado.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar