Deportes

Padre de Messi se reunirá con Bartomeu

El progenitor del futbolista quiere verse con Josep Maria Bartomeu porque el jugador insiste en que quiere una salida amistosa.


Los días se suceden sin que haya un acercamiento o un indicio de aproximación en la crisis entre el Barcelona y Messi.

Ambas partes están seguras de tener la razón y se mantienen firmes e inflexibles en sus posicionamientos.

No se niegan a reunirse, de hecho lo harán a mediados o finales de esta semana, pero el entendimiento es, a día de hoy, imposible.

Jorge Messi, padre y agente del atacante argentino, tiene previsto desplazarse en las próximas horas a Barcelona. Todavía está en Rosario. No desea marcharse por la puerta de atrás.

Es un mensaje que cada día repite a su padre y a sus abogados. Le gustaría cerrar la etapa con un apretón de manos y pensando en un futuro en el que pueda seguir vinculado con la institución catalana de alguna forma.

Pero esta voluntad de cordialidad no impide que ya se sienta fuera del conjunto culé y que reitere que ya no tiene contrato con el Barça.

Considera que es libre, como expresó en el burofax que envió el martes de la semana pasada a la institución, y que en el caso de seguir vinculado él entiende, según la interpretación que hace del documento de la discordia, que puede decir adiós sin pagar la cláusula y llegando a un acuerdo con el club.

Bartomeu, por su parte, no quiere firmar su traspaso. Le ha declarado intransferible y no se sentará para acordar el precio de su salida, entre otros motivos, porque defiende que Messi tiene contrato en vigor ya que no ejerció la opción unilateral de romper el vínculo antes del 10 de junio, como estipula el documento que les une.

El club entiende que la conclusión tardía de las competiciones por el coronavirus no modifica esa fecha, como interpreta el futbolista.

El dirigente sostiene, además, de forma firme, que su cláusula era y es este curso, el 20-21, de 700 millones de euros, que es lo que exige a la institución que lo pretenda.

El presidente culé, de hecho, quiere verse con el padre del futbolista con el objetivo de seguir abordando, ya la habían planteado antes, su renovación por dos temporadas más, manteniendo la cláusula liberatoria del 10 de junio como hasta ahora.

Bartomeu, quien ya le expresó su deseo de hacerse a un lado si él era el inconveniente para su continuidad, quiere expresar a Messi, a través de su padre, que cuentan con él, que el equipo de Koeman se formará en relación a su figura.

Pero además de estar seguro de tener la razón con la interpretación de los contratos, tampoco quiere reforzar con Messi, con cero ingresos a cambio, a un rival directo en la lucha por la Champions, ya que su destino más probable es el City de Guardiola.

Así las cosas, las dos partes se sentarán a hablar esta semana, pero parece que no servirá de mucho y que esta ruptura puede acabar en los tribunales.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar