FalcónGenerales

Arrime y matanza decaen tras dolarización de la gasolina    

Los arrimadores y compradores acusan dificultades para traer las reses al matadero por el tema de la gasolina escasa.


La última vez que sacrificaron 100 reses en el Matadero Municipal de Coro fue hace más de nueve meses.

El promedio por día siempre ha sido de entre 60 y 70, sin embargo desde marzo que se declaró la emergencia de la COVID-19 en Venezuela y sobre todo a partir de junio con la dolarización de la gasolina y el incremento a Bs. 5.000 de la subsidiada, el arrime varía según las posibilidades de traslado de los ganaderos.

El lunes llegaron 20 reses, el martes 59 y este miércoles 7, detalló Alfredo Piña, quien sobre el Matadero Municipal dijo que labora de lunes a viernes respetando las normas de bioseguridad y con el personal necesario según sea la jornada de matanza.

“Solo se está prestando el servicio de matanza tanto de bovinos como de porcinos”, agregó la administradora Naibel Miquilena, quien respecto a los cerdos, apuntó que la disminución en el arrime es todavía mayor.

Aunque parte del sector priorizado como el de agroalimentación, los arrimadores y compradores acusan dificultades para traer las reses al matadero por el tema de la gasolina escasa y encarecida hasta más de los precios fijados por el gobierno.

Se dolarizó “el monte”

“En el monte ya no se habla de bolívares sino de dólares, cancelados de inmediato. Aquello de llevarse las reses y pagar después, quedó en el pasado; ahorita es ¡cayendo y corriendo!”, expresó Carlos Medina, respecto a lo difícil que se ha tornado trabajar con la venta de carne, incluso de queso.

Según Medina, en algunos municipios de la sierra el litro de gasolina lo consiguen en 2,5 dólares, en tanto el de diésel pese a todavía ser en bolívares, se consigue en 1,5 dólares.

“Eso desde luego repercute en los precios de la carne en el curso de la cadena de distribución. Si no fuera por el desabastecimiento y encarecimiento de la gasolina o diésel, se consiguieran baratos. A ello se le suma el matraqueo en las alcabalas”, agrega el comerciante.

Las fallas de conectividad e internet también afectan a los ganaderos toda vez que, aunque siempre embarcan el ganado a tempranas horas, pierden tiempo accediendo al Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (Insai) para descargar y llenar la guía de movilización de productos y subproductos de naturaleza vegetal y animal, sumado a que también deben invertir tiempo procurar los sellos y  firmas.

Pasa que cuando se hacen las dos de la tarde y los quienes transportan el ganado están aún en la calle, son objeto de matraqueo por parte de funcionarios que alegan desacato.

Willians Sánchez, un productor que vende y también transporta reses al matadero describe el impacto de los precios en la línea de distribución.

“En pie, por kilo de cotiza en 0.70 centavos de dólar, en canal a las carnicerías a 1,8 dólares”, explicó.

El precio del kilo de carne en el mercado supera el millón de bolívares, poco más del salario integral.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar