FalcónGenerales

Se apagó el corazón de la periodista Eva Riera

Eva Riera, periodista de dilatada trayectoria y defensora de los derechos humanos, partió al encuentro con su Creador la tarde de este miércoles.


El periodismo venezolano está de luto, sobre todo el falconiano. Eva Maritza Riera de Otero, quien hace apenas 48 horas había cumplido 64 años de edad, nos dejó durante la lluviosa tarde de este miércoles 2 de septiembre, recluida en la Unidad de Cuidados Especiales del Hospital Doctor Alfredo Van Grieken de Coro a la que había ingresado la noche del 31 de agosto, día de su aniversario de vida.

Juan Carlos Otero, su esposo, el hombre con quien había decidido compartir la vida, estuvo a su lado, como un guardián como fiel ejemplo de aquella expresión de juntos hasta que Dios los separe.

“El amor de vida, quien ha sido apoyo y estímulo en mi realización profesional”, expresó sobre su esposo, Eva el 25 de junio del 2010 en aquel trabajo de grado presentado en la Universidad Central de Venezuela en la que también se refirió a sus dos hijas, María Eva y Silvia, como sus amores sin condición, a quienes prometió apoyar para que culminaran sus ciclos de vida a tiempo con todo el éxito posible.    

Eva Maritza era la cuarta de siete hermanos, hijos de Leonel y Carmen; Julio César nacido en Pedregal, Betty Coromoto, ella Leonel Coromoto,  y dos más nacidos en Punto Fijo, en los campos de la petrolera Shell en los que trabajó su papá. Los otros tres Carmen Virginia, María Jesús y María Gabriela, nacidos en Caracas, hacia donde fue trasladado su papá en 1962. Siete hermanos, todos conscientes de sus raíces en Pedregal.

Experimentada periodista

Egresada de la ilustre Universidad Central de Venezuela, Eva Maritza tuvo una dilatada trayectoria de más de 30 años de carrera periodística, ganadora de varios premios, galardones y reconocimientos, muchos colgados en la pared o encarpetados, pero cientos de reconocimientos llevados en el alma ante la satisfacción de ejercer un periodismo entregado a las verdades, a la construcción, al aporte, al crecimiento y desarrollo profesional. Eva se destacó por hacer periodismo para niños, además un notable desempeño en la Vicaría de derechos Humanos.

Un legado en Nuevo Día

El gerente de Redacción de Nuevo Día, Jorge Alguinzones, sobre Eva Riera expresó: “como periodista dejó un legado importante en esta casa editorial, en especial en el suplemento El Recreo fue fue un éxito total. Como mujer y como persona también fue una gran persona, colaboradora y comprometida con cada uno de los proyectos editoriales. Le dio mucho al periodismo y le dio amplia cobertura al tema Patrimonial de Santa Ana de Coro”, expresó.

Eva Riera se dedicó los últimos años al periodismo con niños y de defensa de los derechos humanos, así como de la libertad de expresión. Foto: Gregorio González

Jarrinsson López, compañero en el Diario Nuevo Día, medio en el cual Eva trabajó largo tiempo como periodista de calle y últimamente en el suplemento Recreo, la recuerda como una periodista luchadora, constante, una mujer de principios, defensora de los derechos humanos, de la libertad de expresión.

“Fue una mujer que estuvo a la altura de todos los compromisos que asumió, como periodista, como mujer y como ciudadana”, recordó con orgullo y nostalgia.

Conmoción nacional

Eva Maritza fue una profesional polifacética, le gustaba producir y estar en todo. Actualmente era periodista y activista de la Organización No Fundamental Una Ventana a la Libertad, también delegada voluntaria del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa y colaboradora del Instituto de Prensa y Sociedad, además de otros portales.

“Destacada periodista, comprometida con la defensa de la libertad de expresión y amiga de esta seccional”, escribió el Colegio Nacional de Periodistas Seccional Caracas.

El SNTP también lamentó la partida física de la extraordinaria profesional: “Estamos de luto y con el corazón roto. Hoy se nos fue una gran periodista y una mejor mujer. Dios quiso llevarse a nuestra colega Eva Riera”.

La periodista y también defensora de los derechos humanos Lorena Evelyn Arráiz también se mostró consternada y expresó su pesar: “¡Perdimos a una mujer formidable! ¡Qué pesar!”, escribió en su cuenta de Twitter.

En Nuevo Día, medio en el cual Eva Riera ejerció y viajó por el mundo, lamentaron la partida física de la periodista quien vivía en el Conjunto Residencial Juan Crisóstomo Falcón y quien además de una extraordinaria pluma, poseía una extraordinaria voz, siendo una destacada cantante de baladas.

“Una de las férreas exponentes del periodismo en Venezuela durante más de 30 años, defensora de derechos humanos en el ocaso de su carrera. Con Eva Riera no solo compartí la redacción y el trabajo de calle, sino también el canto; una mujer de una voz encantadora, amante del bolero, el tango y la música romántica, amiga de los niños y la voz de quienes han sido víctima de violación de sus derechos humanos”, expresó el periodista Gerardo Morón Sánchez.

Mujer de mucha fe

Eva Riera no solo cumplía con su labor como periodista y activista de derechos humanos, sino que en el seno de sus amistades y la gente, se dio a conocer como una mujer alegre, mujer recta, religiosa, dadivosa, de noble corazón y muy entregada a su familia, así como a la iglesia Santo Niño Jesús en la calle 3 de la prolongación Ampíes de Coro, donde se congregaba. También se preocupaba por la suerte de los venezolanos en otras latitudes y recién el 27 de agosto abogada por ayuda para que 170 venezolanos varados en República Dominicana retornaran al país.

Una consulta que cambió su destino

Eva Riera era paciente cardiópata, lo que detectó hace un año a raíz de una consulta para chequeo de rutina. Sus hijas escribieron lo terrible que para entonces significó saber que el corazón de Eva, estaba roto.

“Imagina acompañar a tu mamá a un chequeo de rutina, para confirmar que todo está genial -porque además así se siente y se ve-, y recibir la noticia de que deben abrirle el pecho en dos al ser que amas, porque tiene roto el corazón”.

“A mi hermana y a mí nos tomó un día procesar el diagnóstico de la tarde anterior: insuficiencia mitral por rotura de una cuerda tendinosa, arritmia, regurgitación tricuspídea e hipertensión pulmonar severa, patologías que ameritan el reemplazo de su válvula mitral original por una artificial. Tres cardiólogos y tres cirujanos cardiovasculares consultados coinciden en que mi mamá se encuentra en la edad y estado clínico óptimos para operarse, y que no debemos esperar mucho porque esta condición puede cambiar y poner en riesgo el éxito de esa operación a corazón abierto.

No es fácil hacer esta petición, pero queremos recurrir a la generosidad de quienes puedan y deseen contribuir con su salud a través de un donativo, porque esto es lo tercero que haces luego de recibir una noticia así: ponerte en acción, pedir oración, recurrir a los amigos y a los que no. La vida de nuestra mamá lo vale todo”, escribieron sus hijas.

A partir de aquella nota y en lo que fue una campaña masiva entre familiares, colegas y colectividad, Eva logró recaudar el dinero y ser operada con éxito. Con el tiempo reanudó su vida, siguió ejerciendo el periodismo hasta que este 31 de agosto presentó quebranto propios de su condición y este miércoles 2 de septiembre, nos dejó para partir al encuentro con su Creador.

¡Qué en paz descanses!, Eva, es el deseo de todo el gremio periodístico del país y del mundo.

Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar