Internacionales

ACNUR | Los perdedores en la pandemia: Niños refugiados

Un informe de ACNUR advierte sobre las catastróficas consecuencias de la pandemia en la educación de los niños refugiados


Según advirtió el jueves el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), la mitad de los niños refugiados del mundo no están escolarizados, una situación que puede agravarse con la pandemia del nuevo coronavirus.

En un informe, ACNUR predijo que, si no se adoptan inmediatamente medidas para contrarrestar los efectos catastróficos de la crisis del coronavirus en la educación de los refugiados, el potencial de millones de jóvenes que viven en comunidades vulnerables estará un poco más en peligro.

Después de todo lo que han sufrido, no podemos robarles su futuro negándoles una educación.

Declaró el comisionado del ACNUR, Filippo Grandi, en un comunicado.

La organización teme que, tras la pandemia, haya niños que no puedan retomar sus estudios porque sus escuelas están cerradas, porque sus familias ya no tienen los medios económicos de asumir este gasto o porque necesitan trabajar para ayudar en casa.

La ONU está particularmente preocupada por las niñas refugiadas, que ya iban menos a la escuela que los niños y corren un mayor riesgo de suspender sus estudios tras la pandemia.

Según ACNUR, en países donde el porcentaje de escolarización de las niñas refugiadas en la enseñanza secundaria ya era inferior al 10 por ciento, se corre el riesgo de que todas dejen los estudios de forma definitiva.

El informe en que se basa ACNUR recoge datos de 12 países que albergan a la mitad de los refugiados del mundo.

Entre estos, el porcentaje de escolarización en primaria es del 77 por ciento, pero se reduce al 31 por ciento en secundaria y solo un 3 por ciento llega a cursar estudios superiores.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar