Especiales

Arzobispo Parra Sandoval: “Hay que jugar limpio y respetar al pueblo”

El consejo de la Conferencia Episcopal es dejar de lado todo aquello que no contribuya a salir de este problema.


La Conferencia Episcopal Venezolana respecto a las elecciones parlamentarias, expresó en agosto en unos de sus puntos que “nuestro pueblo tiene una gran vocación democrática, por lo que asume en su normalidad ciudadana la vía electoral como la manera pacífica y racional de establecer una ruta política consensuada e inclusiva para resolver los ingentes problemas que le afectan”… En Falcón, el Arzobispo de la Arquidiócesis de Coro, monseñor Mariano Parra Sandoval, respalda esa posición.

“La conferencia lo que dice es que no podemos seguir pensando por individual. Ningún partido político, incluyendo el partido del gobierno, puede seguir pesando en sus propios intereses. Existe una Venezuela que está atravesando por momentos críticos y difíciles, de mucho sufrimiento, hay gente muriendo de hambre, la desnutrición ha aumentado, los problemas educativos son grandes, igual los sanitarios, los económicos; hay una crisis y ante una crisis no podemos dividirnos si amamos al país”, exhortó.

 El consejo de la Conferencia Episcopal es dejar de lado todo aquello que no contribuya a salir de este problema.

“Tenemos que ponernos a trabajar, dejar de lado los intereses particulares, personales, familiares, políticos y económicos; comprender que el interés es Venezuela, sacar al país de esta situación. Tanto el gobierno como la oposición deben dejar de lado los interés partidistas e ideológicos y pensar en Venezuela”.

Refirió que la Conferencia no se mete en minuciosidades de índole partidista, de decir que se haga esto o aquello.

“Lo que dice es que Venezuela se está hundiendo, que deben apartarse los intereses personalistas y pensar en una triste Venezuela que está en una crisis, la más grave de su historia y dividirse no es la mejor opción”.

A Parra Sandoval le parece bien que se insista en elecciones; de hecho, considera que es la manera más lógica de resolver un problema, pero tales elecciones deben tener garantías.

“No es porque, como soy el árbitro, voy a poner todas las condiciones a mi favor y que el otro, aunque vaya, va a perder. Si va a haber elecciones, que haya garantías, que no se cambie la Constitución, que no se cambien las leyes y normas como se está haciendo; que se respeten todas las normas, que el gobierno respete el sentir del pueblo”.

El ejemplo de Vicente Emparan

Lo hecho por el capitán Vicente Emparan en el año 1810, debe ser una norma entre políticos.

“¡Si el pueblo no quiere que mande, no mando y me retiro! Dijo aquel entonces el español y esa debe ser la actitud de un político. Puede que en algún momento diga: Yo ofrezco esto, este es mi ofrecimiento y plantear cómo quiero conducir al país. Pero si el pueblo no acepta eso, se debe respetar eso pues aquí quien manda es el pueblo y hay que respetarlo. No es solo yo, que tiene que ser lo mío. Ser demócrata, es saber respetar la decisión del pueblo”, expresó.

Reglas claras y objetivas

Reitera y comulga con lo expresado por la Conferencia Episcopal Venezolana respecto a las elecciones, las que considera el camino ideal, pero de las que advierte deben darse con reglas claras y objetivas.

Y respecto a la oposición, cuestiona que algunos se rehúsen a participar. Al respecto pregunta: “¿Y qué vamos a hacer? A quedarnos de brazos cruzados y quedarnos tranquilos a que pasen las cosas?”.

“Soy sacerdote, no político; pero lo que uno lee es que no esperemos soluciones mágicas, a que vengan otros a salvarlos; debemos ser nosotros quienes salgamos de esta situación y la mejor manera es la democrática, que es la manera más sensata. Señores del gobierno, vamos a ir a elecciones sin preferencias, sin favoritismos, poniendo las reglas claras y permitiendo que haya unas elecciones totalmente limpias y transparentes.  Y a la oposición le digo que hay que poner de lado los intereses partidistas, unirnos como venezolanos para lograr una solución pacífica y democrática”.

A juicio del monseñor Mariano Parra Sandoval “tiene que haber justicia, haber claridad; no favoritismo, no poner las reglas para ganar, sino respetar la voluntad del pueblo. Me da dolor y me molesta escuchar de ambos bandos, a los políticos decir del pueblo, pero no lo respetan. Mi llamado es a jugar limpio y respetar al pueblo”.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar