Internacionales

Perú | Congreso rechazó pedido de destitución del presidente

El pleno del Parlamento peruano no alcanzó los 87 votos necesarios para aprobar la moción de vacancia contra el mandatario, por lo que continuará en su cargo


Vizcarra se había presentado ante el Legislativo para defenderse, en medio de acusaciones de «incapacidad moral permanente» por su presunta participación en un caso de corrupción.

Martín Vizcarra continuará siendo el presidente de Perú.

El Congreso de ese país rechazó la moción de vacancia presentada contra el mandatario, acusado de «incapacidad moral permanente» por su presunto vínculo con una trama de corrupción en torno a contrataciones irregulares de un cantante.

El pedido de destitución de Vizcarra no alcanzó los 87 votos necesarios entre los 130 integrantes del Legislativo unicameral peruano, tal como lo establece la ley peruana en estos casos.

En total, el debate se saldó con 32 votos a favor, 78 en contra y 15 abstenciones.

A lo largo del extenso debate este viernes 18 de septiembre, las críticas a la actuación de Vizcarra abundaron, aunque los legisladores también señalaron que un proceso apresurado de ‘impeachment’ podría crear un vacío institucional en medio de la crisis sanitaria y económica.

Quiero agradecer a todos los señores congresistas porque han sobrepuesto su espíritu democrático y han apostado por la estabilidad y el pueblo.

Reconoció el presidente del Consejo de Ministros, Walter Martos, al medio local RPP.

Vizcarra se defendió ante el Congreso y dijo que no cometió «ningún acto ilegal»

“Estoy aquí, con la cabeza en alto y la conciencia tranquila, no solo ante ustedes, los 130 congresistas de la representación nacional, sino ante 33 millones de peruanos”.

Así comenzó el presidente de Perú, Martín Vizcarra, su defensa ante el Congreso peruano, que este viernes 18 de septiembre realizó, de manera virtual, el debate sobre el pedido de destitución o vacancia presentado en su contra por incapacidad moral.

Pese a no estar obligado legalmente a participar en el juicio político y en medio de rumores según los cuales no se haría presente tras haber afirmado que su país no debería distraerse en «discusiones estériles» y «cosas secundarias», el mandatario declaró en el pleno parlamentario motivado, según dijo, por la necesidad de «dar una señal a la población» de que lo más importante «es dar la cara».

«Reconozco que es mi voz en uno de esos audios, lo que de ninguna manera voy a aceptar son las acusaciones», en referencia a los audios que generaron el nuevo terremoto político en el país.

En esos audios se muestran las presuntas negociaciones entre el presidente y su entorno más cercano para ocultar una presunta participación del gobernante en la contratación irregular del cantante Richard Swing por parte del Ministerio de Cultura.

Vizcarra aseguró que las acusaciones en su contra se basan en «audios sin peritaje, sin ser contrastados, sin que aún se le reconozca la veracidad de su contenido» y subrayó que no cometió «ningún acto ilegal».

Según Vizcarra, hay un solo delito: la grabación clandestina

El presidente peruano pidió «sinceras disculpas» por la crisis generada a raíz de la difusión de los audios y remarcó que «el único delito y único ilegal comprobado hasta ahora es la grabación clandestina». Por fuera de ese hecho, el presidente peruano soslayó la existencia de una suerte de campaña en su contra al señalar que la información del caso “se presenta de manera tendenciosa”.

Pido disculpas porque lo acontecido en el marco de estos audios partió de la motivación de una persona cercana a mi entorno.

Dijo Vizcarra.

Estas palabras estaban claramente dirigidas a Karem Roca, exsecretaria de Vizcarra y quien habría realizado las grabaciones.

Sectores de la oposición exigen la creación de una comisión especial dedicada a investigar los hechos.

En este sentido, el vocero del Frente Amplio (FA), Lenin Checco, pidió que esa entidad sea multipartidista y realice un análisis de los audios que impulsaron la moción de vacancia.

Una vez más la escena política peruana se vio sacudida por un nuevo caso de presunta corrupción.

Aunque en esta oportunidad, la crisis política se suma a una sanitaria y económica en el país con la tasa de mortalidad más alta del mundo por el virus del Covid-19.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar