Deportes

Sin oportunidad | Koeman no quiere Riqui Puig en sus filas

El canterano, que se ha quedado fuera de la lista para el Gamper de este sábado contra el Elche, debe buscarse equipo de aquí al final de mercado


Otro bombazo en Can Barça, este de contenido deportivo. Ronald Koeman ha comunicado en las últimas horas a Riqui Puig que no cuenta con él para la próxima temporada, como ha avanzado Rac1.

El canterano, que se ha quedado fuera de la lista para el Gamper de este sábado contra el Elche, debe buscarse equipo de aquí al final de mercado.

El holandés trasladó a Riqui que no entra en sus planes para la campaña que está a punto de iniciarse y que por tanto lo más apropiado es que salga en búsqueda de minutos, lo que no dejó de ser una sorpresa para el jugador, visto por la afición y parte del club como una de las promesas de la casa para la reconstrucción.

Sin embargo, este jarro de agua helada sobre Puig le ha variado por completo su hoja de ruta, que siempre ha pasado por vestir de azulgrana.

Riqui, que tampoco era del gusto de Valverde, vio cómo su estatus varió con la llegada de Quique Setién, aunque sus apariciones con el cántabro fueron irregulares. Ilusionó en el debut de Quique pero su error en Ibiza le hizo retroceder. Con el tiempo fue ganándose su espacio hasta ser titular contra Celta y Atlético de Madrid y en los últimos tres partidos ligueros, destacando en la última jornada en Vitoria. Contra el Nápoles y el Bayern no jugó.

El hecho de que en el reparto de dorsales Riqui no accediera a uno de la primera plantilla (Araujo está llevando el 4, Aleñá el 6… y él mantiene el 28) y que en el duelo contra el Girona apareciera con los teóricos suplentes no era casual. Ahora está por ver qué sucede con el de Matapedrera que termina contrato en 2023. Riqui renovó en 2018 hasta 2021, con la famosa cláusula de +2 ejecutable por el club de manera unilateral.

En cualquier caso, se impone una salida para el recién debutante con la sub 21. Ya se conocen las dificultades de tesorería del Barça y Riqui, joven y con proyección, puede tener un buen mercado como para ser traspasado, aunque lo lógico es que el club azulgrana se guardara una opción de recompra. La otra vía es una cesión pura y dura (o con opción de compra por parte del equipo de destino). Otro caso para la interminable operación salida de Can Barça.

Lo que está claro es que esta decisión seguro que tampoco convencerá a buena parte de la afición, que veía en Riqui un jugador de la casa, culé de nacimiento, criado en La Masía y con el hambre y desparpajo que se necesitan en un equipo necesitado de savia nueva. Socialmente no es un buen movimiento para un acorralado Bartomeu. Mostrar la puerta de salida a un chico catalán y culé que ya había ilusionado al Camp Nou cuando el socio todavía podía acudir a su butaca.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar