Internacionales

Trump busca «rapidamente» reemplazo de Ginsburg

La oposición demócrata pide que no ejerza esa atribución antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre


El presidente de EE.UU. dijo que tenía la “obligación” de realizar la designación, luego de que los demócratas pidieran que esa decisión la tomara el próximo mandatario.

Por medio de Twitter, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, informó este sábado que pretende nombrar a la brevedad a la persona que reemplazará a la magistrada Ruth Bader Ginsburg, fallecida el viernes, en la Suprema Corte.

La oposición demócrata pide que no ejerza esa atribución antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Dirigiéndose a los miembros del Partido Republicano, Trump tuiteó: «Se nos ha puesto en una posición de poder e importancia para tomar decisiones por la gente que nos eligió con orgullo, de las que la más importante ha sido considerada durante largo tiempo la selección de los jueces de la Suprema Corte de EE.UU. ¡Tenemos esta obligación, sin demora!”.

La Suprema Corte está compuesta por nueve magistrados con puestos vitalicios que tienen el poder de cambiar las leyes del país durante décadas.

En concreto, juegan un papel crucial en temas como el aborto, los derechos de los migrantes, la privacidad, la pena de muerte y la tenencia de armas. Los magistrados son nombrados por el presidente y tienen que ser confirmados por el Senado.

No al aborto, sí a las armas

El Partido Republicano ostenta en la Cámara Alta una mayoría de 53 senadores de un total de 100, y el líder de su bancada, Mitch McConnell, ya dijo que organizaría una votación si Trump hacía una nominación para llenar la vacante dejada por Ginsburg.

Sin embargo, McConnell se negó a realizar en 2016 una audiencia con un candidato designado por el entonces presidente Barack Obama, alegando que esa decisión no debería tomarse en plena campaña electoral.

Algunos legisladores republicanos moderados podrían sentirse incómodos con este cambio de opinión, por lo que la lucha por convencerlos debería ser feroz.

Los demócratas quieren evitar a toda costa que Trump designe un nuevo juez, el tercero en su mandato.

Para la derecha cristiana, el Tribunal es un asunto central y, por eso Trump dijo hace días que nombrará a jueces que se opongan al aborto y prometan proteger el derecho a portar armas.

Ginsburg, una jueza progresista, falleció a los 87 años víctima de cáncer de páncreas.

Hasta su fallecimiento, el alto tribunal contaba con 5 magistrados conservadores y 4 progresistas.

Según una fuente citada por la agencia Reuters, Trump tiene sobre la mesa dos nombres para el cargo: la cubanoestadounidense Barbara Lagoa y Amy Coney Barrett.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar