Internacionales

Unión Europea no reconoce a Lukashenko como presidente de Bielorrusia

El mandatario tomó posesión ayer de su sexto mandato en una ceremonia de investidura no anunciada y que se produjo en medio de la grave crisis política


La Unión Europea ha rechazado reconocer a Alexander Lukashenko como presidente de Bielorrusia por los «resultados falsos» de las elecciones presidenciales celebradas en Bielorrusia del pasado 9 de agosto, según ha informado el Alto Representante de Política Exterior, Josep Borrell.

Esta decisión se produce en medio de una oleada de protestas ciudadanas contra el mandatario, que tomó posesión ayer de su sexto mandato en una ceremonia de investidura no anunciada y que se produjo en medio de la grave crisis política que vive el país.

La oposición bielorrusa anunció ayer movilizaciones indefinidas.

La Unión Europea no reconoce sus resultados falsificados. Sobre esta base, la llamada «inauguración» del 23 de septiembre y el nuevo mandato que reivindica Aleksandr Lukashenko carecen de toda legitimidad democrática.

Señaló Borrell en un comunicado.

Según los datos oficiales, Lukashenko, en el poder desde hace 26 años, fue reelegido con el 80,1 % de los votos en las elecciones del 9 de agosto pasado, resultado que es rechazado por la oposición y gran parte de países occidentales.

El acto de toma de posesión se llevó a cabo en medio de un gran secretismo y la información sobre la toma de posesión de Lukashenko comenzó a filtrarse en los medios simultáneamente con la ceremonia.

Los medios bielorrusos ya habían adelantado días atrás que en medio de la crisis política y la caída de la popularidad de Lukashenko, el «eterno» dirigente del país, en el poder desde 1994, optaría por mantener en secreto la fecha de la investidura.

Inmediatamente, la oposición llamó a protestas indefinidas para mantener la presión sobre Lukashenko.

La líder de la oposición en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, a la que las autoridades electorales concedieron en torno al 10% de los votos en las elecciones presidenciales, reiteró que ella es la única líder elegida por el pueblo.

Sostuvo que la «así llamada investidura» de Lukashenko es una «farsa» y recalcó que las órdenes que pueda dar el presidente «jubilado» a las fuerzas de seguridad carecen ya de fuerza legal y «no han de ser cumplidas».

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar