Sucesos

Familia Castellanos expone drama de velar a un ser querido a la distancia

Familiares tuvieron que contactar un camión de gasoil para venir a Coro y regresarse con el occiso a Santa Cruz de Bucaral


Para Jonathan Castellanos y el resto de su familia las lágrimas rebasaron la existencia de gasolina en Santa Cruz de Bucaral, municipio Unión.

Lágrimas de dolor por Jonhatam Enrique Castellanos Rodríguez quien la noche del sábado renunció a la vida, con tan solo 22 años, un hijo y unos semestres de medicina veterinaria en la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (Unefm), carrera demorada por la pandemia.

Jonhatam Enrique era el menor de cuatro hermanos, dejó a sus familiares desconcertados y a la vez en la difícil situación de tener que recorrer 164 kilómetros desde Santa Cruz de Bucaral hacia Coro, no sin antes resolver la urna a un costo de 300 dólares.

Para traerse el ataúd y venirse a Coro debieron implorar la ayuda de un conocido con un vehículo a gasoil ya que para los productores de esta zona como para el ciudadano común, no hay ni una gota de gasolina, según expresaron familiares este lunes.

“En el municipio no hay gasolina, no hay gas, no hay comida, ni hay medicinas, no hay nada, no hay autoridad que vele por el pueblo”, expresó a rabiar una familiar del occiso, quienes pernoctaron a las afueras del Cicpc, en la avenida Alí Primera de Coro desde el domingo hasta este lunes, pasando hambre y sueño, esto debido a que el poco gasoil del camión apenas les bastaba para retornar.

Aseguran los familiares del difunto, que esta es una terrible realidad que viven todos los pobladores de estos municipios foráneos.

Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar