Nacionales

Miguel Rodríguez Torres fue trasladado al Hospital Militar tras complicación médica

El M/G Miguel Rodríguez Torres, exministro de Interior y Justicia, tiene como diagnóstico hipertensión severa


Además, el M/G requiere de terapias de recuperación tras ser operado del hombro derecho

El M/G Miguel Rodríguez Torres, exministro de Interior y Justicia, fue trasladado al Hospital Militar Carlos Arvelo en Caracas tras presentar complicaciones de salud, aunque no se sabe a ciencia cierta cuál es el motivo que produjo la visita del oficial preso a las instalaciones de salud.

La ONG Justicia Venezolana fue una de las organizaciones que informó sobre el traslado de Rodríguez Torres, quien se encuentra detenido en una cárcel de alta seguridad ubicada en Fuerte Tiuna y que está bajo la jurisdicción de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), reseñó Tal Cual.

Desde hace varios días se hacía la denuncia que al menos 35 militares presos por delitos políticos aguardan medidas humanitarias por padecer de patologías crónicas.

En el caso de Rodríguez Torres como el del exministro de la Defensa, Raúl Isaías Baduel, el diagnóstico es de hipertensión severa. Además, el M/G requiere de terapias de recuperación tras ser operado del hombro derecho.

El grupo de los uniformados enfermos figura dentro los 260 presos políticos militares que registra la ONG. Durante el taller «Violaciones a las garantías de los derechos humanos, enfocado en el derecho a la salud de los presos políticos militares», Neida Pérez, directora de Justicia Venezolana, afirmó que las medidas cautelares se requieren con urgencia.

La abogada exigió la atención oportuna y adecuada del Estado. Pérez añadió que los presos militares suman más de seis meses en una cuarentena extrema y sin contacto con sus familiares, además en condiciones de hacinamiento.

El 22 de septiembre, según el portal Frontera Viva, el padre del alto oficial, Jorge Rodríguez Galvis, envió una misiva al mandatario Nicolás Maduro para reclamar que el mayor general lleva más de dos años preso sin poder hablar con sus familiares y abogados, y que en al menos seis meses solo le permiten «una que otra llamada» para que conozcan el estado en el que se encuentra.

Me permito decirle que en conversaciones con mi hijo siempre me manifestaba su desacuerdo con un golpe de fuerza para acabar con su gobierno y tampoco promover conspiraciones para que eso sucediera. Todo esto se lo digo para que no preste atención a tantas mentiras que le llegan.

Escribió Rodríguez Galvis, alcalde en el Alto Apure.

En ese sentido, le pidió a Maduro ordenar la liberación de todos los presos políticos del país «que sus familiares, Venezuela y el mundo lo bendecirán”, mientras reiteró la inocencia de su hijo.

El 31 de agosto, Nicolás Maduro firmó un «indulto» que benefició a 110 personas, todas civiles, ya que el número de militares detenidos -de acuerdo a cifras del Foro Penal- permaneció inalterable.

Para el 29 de septiembre, esa ONG cifraba 348 presos políticos en todo el país, de los cuales 127 son efectivos militares.

Miguel Rodríguez Torres fue detenido por el Sebin en marzo de 2018 tras participar en un evento con las mujeres militantes a su movimiento político en el Hotel President en Plaza Venezuela, para luego ser trasladado a la Dgcim.

El 11 de junio de 2020 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con la resolución 25/2020, otorgó medidas cautelares de protección a favor de Rodríguez Torres, al considerar que se encuentra en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar