Especiales

Ejemplo de solidaridad en momentos difíciles

Los pastores de la iglesia Nueva Vida actualmente realizan visitas en el hospital Doctor Rafael Calles Sierra de Punto Fijo.  


Como parte del trabajo social, que de corazón hace la fundación Jesús es mi esperanza de la iglesia Nueva Vida, para demostrar e impulsar la solidaridad con el prójimo, está el abrigo que ha brindado a los niños del hospital Jesús García Coello de Judibana, a través de donaciones que han servido para que los padres costeen los medicamentos y la alimentación de sus hijos.

Esta labor que permaneció activa por más de un año se ha visto afectada por la pandemia, contó la pastora Naibe de Bohórquez, además explicó que, a pesar de las adversidades mantienen la solidaridad hacía el prójimo.

“No hay nada mejor que llenar tu corazón de alegría al ayudar a alguien, además de demostrare a mundo entero que puedes tener una mejor oportunidad para ser feliz”, expresó.  

Oración por el prójimo: El amor es la mejor medicina, cuando lo hay se pueden sanar vidas y regalar bendiciones a los hogares.

La pastora, en compañía de su esposo Gustavo Bohórquez, quien también es predicador de la palabra de Dios, indicó que cuando estuvieron visitando a los niños en el hospital conocieron de cerca la realidad de cada familia.

“Tuvimos muchos casos de niños con mala nutrición, a quienes ayudamos sin esperar nada a cambio. La recompensa viene de Dios y será la vida eterna”, expresó Naibe.

Manifestó que, cuando Dios actúa en la vida de las personas para bien es gratificante.

“La esperanza y la sanidad que, el todopoderosos nos regala la vemos reflejada en las sonrisa de los niños y la de sus padres. No hay nada más bonito que dar, sin esperar nada a cambio, solo tener la dicha de haber ayudado a alguien cuando le necesitaba”, sostuvo el pastor Bohórquez.

La solidaridad continúa

Bohórquez agregó, que la labor espiritual no ha cesado, pero aclaró que la obra caritativa que ejecutaban en el Hospital de niños se encuentra paralizada por cuestiones de logística.

Sin embargo, la solidaridad de este grupo de personas se trasladó hasta el Hospital Rafael  Calles Sierra, donde llevan todos los jueves la palabra de Dios a los enfermos y sus familiares.

A su modo de ver, practicar la solidaridad puede ser más fácil de lo que parece.

“Con un fuerte abrazo que le demos a una persona cuando este atravesando un momento difícil basta. Hay quienes no están pendiente de las cosas materiales. En estos tiempos necesitamos gente que pueda tener el corazón, la pasión y fuerza de poder ayudar a otros sin pensar en la recompensa”, expresó el predicador.

Invitación: Los pastores y esposos exhortan a todos aquellos lo que tienen la posibilidad de ayudar al prójimo a hacerlo sin esperar nada a cambio, porque es mejor dar que recibir.

“Más que llevarle a los enfermos una arepa, lo que nos importa es que escuchen la palabra de Dios, porque la gente necesita un mensaje de esperanza y de aliento en estos tiempos difíciles que vivimos. La esperanza, salva; la fe, levanta y el amor, cubre el vacío del alma”, manifestó el predicador.

Para que la fundación pueda brindar la mano amiga a las personas que la necesitan, requiere de recursos que salen de la autogestión que hacen los pastores de la Iglesias Vida Nueva, donde consiguen de la ayudan de personas que siembra en las buenas obras para cosechar bendiciones en la vida espiritual.   

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar