Internacionales

Gobierno azerbaiyano condiciona cese al fuego por retirada de Armenia

De acuerdo con el ministerio de Relaciones Exteriores de la autoproclamada república, hay «civiles muertos y heridos» en ambas ciudades.


El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, condicionó este domingo el alto al fuego en la disputada región de Nagorno Karabaj a una retirada de las fuerzas armenias, en el octavo día de combates en particular en Stepanakert, capital separatista, y en Ganyá, la segunda más grande ciudad azerbaiyana.

En un discurso a la nación, Aliyev dijo tener una «única condición para el cese de fuego»: «Las fuerzas armadas (armenias) deben abandonar nuestros territorios», señaló.

El presidente azerbaiyano agregó que el primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, debe reconocer la integridad territorial de Azerbaiyán, pedir excusas y admitir que la región no es parte de Armenia.

«Los líderes de Armenia deben pensar cuidadosamente antes de que sea demasiado tarde», manifestó.

Repitiendo las afirmaciones de que Azerbaiyán se había apoderado de una serie de pueblos, prometió seguir luchando hasta que se recuperara la región.

«Nagorno Karabaj es nuestra tierra. Tenemos que volver allí y lo estamos haciendo ahora. Esto es el final. Les mostramos quiénes somos. Los estamos persiguiendo como perros», manifestó Aliyev.

Nagorno Karabaj, una zona poblada principalmente por armenios, hizo secesión de Azerbaiyán después de la caída de la Unión Soviética, lo que dio lugar a una guerra a principios de los años 1990 que costó la vida a 30.000 personas.

Octavo día de combates

Las fuerzas separatistas armenias de Nagorno Karabaj y el ejército de Azerbaiyán libraron este domingo combates por octavo día consecutivo.

Ambas partes acrecentaron sus declaraciones belicosas, ignorando los llamados internacionales a una tregua y reprochándose mutuamente la responsabilidad del conflicto.

Desde el viernes, Stepanakert, la principal ciudad de Nagorno Karabaj, fue objeto de ataques que obligaron a la población a esconderse en sótanos y refugios. La ciudad se había quedado sin electricidad este domingo, pero al mediodía el servicio fue restablecido.

El centro y la periferia se vieron afectados y en el noreste se veía humo negro en el cielo. Los residentes se escondieron en los refugios existentes, como la cripta de una iglesia, donde varias familias esperaban en un ambiente de resignación.

Este domingo de tarde, Shusha, con 4.000 habitantes, fue alcanzada por disparos azerbaiyanos.

De acuerdo con el ministerio de Relaciones Exteriores de la autoproclamada república, hay «civiles muertos y heridos» en ambas ciudades.

El presidente de Karabaj, Arayk Harutyunyan, anunció que, como represalia, sus fuerzas se centrarían ahora en atacar las infraestructuras militares de las «grandes ciudades» de Azerbaiyán, situadas a mayor distancia del frente, y pidió «a los civiles que abandonen inmediatamente esas ciudades».

Rusia, por su parte, se manifestó «preocupada» por el aumento de víctimas civiles en Karabaj.

Objetivos civiles

«Soy capellán militar, acabo de regresar del frente. Esto me preocupa, que disparen sobre los civiles, comentó à la AFP, Gor Iurjan, de 28 años, refugiado en el lugar de culto.

Según las autoridades locales, se trata de disparos de sistemas de lanzacohetes múltiples Smerch y Polonez. También hay drones sobrevolando la ciudad.

Una habitante de la localidad azerbaiyana de Beylagan, entrevistada por la AFP, dijo que su casa había sido parcialmente destruida la víspera.

Este domingo, Azerbaiyán afirmó haber herido gravemente al presidente de la autoproclamada república y tomado Jebrail, una ciudad azerbaiyana con 9.000 habitantes, desde la década de 1990 controlada por separatistas armenios, aunque se encuentra fuera del territorio de Karabaj. La parte armenia negó ambos anuncios inmediatamente.

La presidencia de Karabaj afirmó en la jornada que su ejército «controla por completo la situación en todas partes».

El ministerio de Defensa de Azerbaiyán anunció que la segunda ciudad más grande del país, Ganyá, estaba «bajo el fuego de las fuerzas armenias». Bakú acusó a Armenia de disparar, lo que Ereván negó.

El portavoz de la presidencia de Karabaj, Vagram Pogossian, afirmó que los ataques eran separatistas y que el aeropuerto militar había sido «destruido». «Este es sólo el primero», proclamó.

Azerbaiyán también informó de ataques con cohetes contra «las ciudades de Terter y Horadiz en la región de Fizuli» desde Stepanakert.

El ministerio de Defensa de Azerbaiyán dijo por su parte que, desde el comienzo de los combates, el 27 de septiembre, se habían conquistado 14 pueblos, así como un macizo montañoso calificado de estratégico, el Murovdag.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar