FalcónGenerales

Coro| Docentes y demás gremios exigieron salarios dignos

“Los salarios de hoy son miseria, menos de un dólar”, expresó el profesor Hipólito Molleja.


“La obra fundamental del Estado es la educación. Gobernar es educar”, expresó en una oportunidad el escritor y político Rómulo Gallegos, en cuya avenida de Coro, hubo este lunes una singular protesta a propósito del Día Mundial de los Docentes, que al igual que la mayoría de profesionales venezolanos, la están pasando mal debido al salario el más bajo en la historia del país.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha expresado que, quien devengue menos de 1,25 dólares por día, está en pobreza extrema, cantidad está a la que no llega ningún venezolano al mes, toda vez que el salario se ubica en 0.92 dólares al mes, por lo que el hambre está a flor de piel y se agudiza horas tras horas ante una escandalosa inflación y devaluación, empeorada por un escenario de crisis mundial por el COVID-19.  

 El llamado plan de recuperación económica pregonado por quienes hoy ocupan el poder, no ha conseguido revertir ni sacar del abismo a los profesionales de este país, de ahí el descontento generalizado expresado en todo el país, según expuso este lunes el profesor Hipólito Molleja, de la coalición sindical del Magisterio y de la comisión intergremial del estado Falcón.     

Hipólito Molleja: «¡nosotros jamás nos arrodillaremos, seguiremos de pie y seguiremos en esta lucha!». Foto: Cherry Domínguez

“Hoy, Día Internacional del Docente, llevamos a cabo esta protesta nacional acompañados de todos los trabajadores del estado Falcón, con participación de una representación del sector petrolero, Hidrofalcón, Cantv, Corpoelec y de todas las demás organizaciones sindicales que hacen vida en el estado Falcón, además del apoyo de la sociedad civil, Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL), y partidos políticos porque todos somos trabajadores, todos somos familia y todos sufrimos la grave crisis que vive Venezuela y en especial el hambre que nos mata”, expresó.

Auxilio a la OMS, ONU y OIT

 Para Molleja “los salarios y los sueldos de hoy en día son miseria”.

Por ello pidió “a la Organización Mundial de la Salud, la ONU, especialmente a la comisión de Derechos Humanos y a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a entender de una vez por todas que es hora de tomar sanciones contra quienes manejan la cosa pública en Venezuela en vista de que nos tienen con un pírrico salario y pensión por debajo de un dólar mensual cuando la misma ONU en sus principios y las metas del Milenio estableció que ningún ser humano debería ganar menos de un dólar diario. En Venezuela ganamos menos de un dólar mensual”.

Todo un mes de trabajo y a ningún profesional, lo que gana, le alcanza para un paquete de harina, para comerse una arepa, ni para alimentarse.

Reiteró Molleja que los organismos internacionales deben pronunciarse, en tanto a quienes están manejando la cosa pública en Venezuela, expresó: «nosotros jamás nos arrodillaremos, seguiremos de pie y seguiremos en esta lucha hasta defender y restaurar nuestra democracia y rescatar los principios consagrados en nuestra Constitución, las leyes y contratos de la República”.

Consultado acerca del porqué no hubo mayor participación si la crisis golpea a todos sin excepción, Hipólito instó a las familias y profesionales a luchar y no esperar a morir de COVID-19 o hambre.

“Tratemos de enfrentar a quienes hoy  manejan la cosa pública, en la calle, para que entiendan que si no pudieron, que sí nos dejaron sin sueldos y sin salario, deben entregar el gobierno y apartarse para que venezolanos idóneos puedan restaurar la democracia y llevarnos al progreso y la paz que necesitamos”, expresó recibiendo aplausos.

Salarios dignos exigieron docentes y profesionales de diferentes gremios. Foto: Cherry Domínguez

«Ya no aguantamos la pela»

Faustino Lugo, de la Fundación de Maestros Jubilados y Pensionados (Fundamajupe) se pronunció en relación al gremio docente y gremios en general que a su juicio “ya no aguantan la mecha”.

En tal sentido decidieron que esta 5 de octubre, día emblemático, fuese también un día de protesta nacional tanto para docentes como para trabajadores de la administración pública, atados de manos por los bajos sueldos, sueldos de hambre, que no satisfacen las mínimas necesidades.

“El gremio de la educación, que da tantos beneficios le ha dado a la ciudadanía, que ha trabajado en la educación, formación y en transformar a los profesionales, hoy damos risas por las condiciones sociales en que estamos. Los salarios no alcanzan para comida, ni servicios, no existe HCM, tampoco servicios funerarios y pareciera que las bolsas negras serán prioridad a la hora de enterrar a nuestros familiares”, expresó Lugo.

El docente expresó que “ha quedado demostrado que el gobierno no sirve en eso de educación a distancia, a través de Internet, la educación mixta: ¡esto se acabó!, el gobierno no ha previsto este escenario y el COVID-19 cayó de sopetón y se descuidó. Ante los bajos salarios, calamidades públicas, nos sentimos culpados. El llamado es a luchar, no por nimiedades, ni cositas, sino que con base al artículo 91, exigir salarios con los que seamos capaces de mantener familia de cinco miembros, un salario que no debe bajar de 150 dólares para un docente I”.

Intimidación

La protesta transcurrió pacífica, sin embargo en el seno de los manifestantes causó molestia el hecho de que algunos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana, con armas largas y cortas, se acercaran a la concentración. 

Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar