Internacionales

Perú reabrió vuelos internacionales

El primer vuelo regular en partir de Lima fue un avión de la aerolínea Sky rumbo a Santiago de Chile.


Tras siete meses aislado sin vuelos regulares al exterior, Perú retomó este lunes 5-O sus conexiones aéreas con países extranjeros, una medida recibida con «anhelo» en un país muy duramente dañado en términos sanitarios y económicos por la pandemia.

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, y los ministros de Transportes e Interior, Carlos Estremadoyro y César Gentille, participaron durante la jornada en una inspección de las medidas aeroportuarias tomadas para la reanudación de los vuelos, un gesto político diseñado para reafirmar la importancia social y económica que esta reapertura supone para el país.

El primer vuelo regular en partir de la capital peruana al exterior desde que en marzo llegara la pandemia al país y forzara el cierre de sus fronteras aéreas al tráfico de pasajeros fue un avión de la aerolínea Sky rumbo a Santiago de Chile, uno de los once destinos autorizados de momento por las autoridades para recibir pasajeros.

Un anhelo

«Claramente esto es algo que anhelábamos hace bastante tiempo. Felizmente las condiciones de la pandemia avanzaron y ya era hora claramente de que se pudieran abrir las fronteras para retomar la operación internacional», indicó a Efe Raúl Vargas, gerente general de Sky, en el aeropuerto Jorge Chávez de la capital peruana.

El empresario, así como los pasajeros y las autoridades, se mostró optimista y cauteloso ante la posibilidad de relanzar una industria, la del transporte aéreo, que ha sido duramente dañada por la pandemia y cuyo renacimiento es vital para amplios sectores económicos peruanos, empezando por el turismo.

«El impacto (del covid-19) ha sido durísimo. Es la mayor crisis de la historia de la aviación. Solo en Perú se estima el impacto en unos 1.700 millones de dólares. Con eso te digo que la recuperación será lenta y paulatina», indicó Vargas.

Las expectativas económicas son, sin embargo, muy moderadas, y no se espera que el flujo de pasajeros vuelva a los niveles previos a la pandemia hasta dentro de mucho tiempo.

«El mejor escenario es que la recuperación de pasajeros en vuelos nacionales llegue al 40 o 45 % de lo que era antes de la pandemia, con lo cual la industria seguirá complicada. Nuestra expectativa es que la solidaridad de los peruanos en cuidarse continúe para que pueda ser seguro viajar», indicó el empresario.

«Hay mucha necesidad de volar por familia, trabajo… y esperamos la reactivación del turismo», añadió.

Protocolos

Para viajar, la principal medida exigida por las autoridades es la obligatoriedad de presentar una prueba molecular libre de contagio realizada no más de 72 horas antes del vuelo, tanto para entrar como para salir del país.

Sin ella, no se podrá subir al avión, así como tampoco se podrá entrar sin una declaración jurada donde el pasajero afirme que ha estado aislado desde que se hizo la prueba hasta el momento de viajar a Perú.

Más allá de eso, están los sistemas de limpieza en el aeropuerto, la aplicación de alcohol en gel y el distanciamiento social.

«Las cabinas tienen un gran punto de control, que son los filtros del avión que mantienen la cabina como un quirófano de hospital. Volar es el método más seguro para viajar», indicó Vargas.

Para Aritza Heríquez, una de las pasajeras de este primer vuelo, no parecía haber mucha preocupación en el viaje en sí, salvo que la gente «siga los protocolos al pie de la letra y que por favor haga caso».

«Viajar es poder reunirnos con nuestras familias, poder volver nuevamente a nuestros trabajos, porque dejamos trabajos en otros países, y seguir adelante. Esperamos que sigan funcionando tal y como está hasta ahora», indicó a Efe la pasajera.

Preparado para rebrote 

Desde el aeropuerto, Vizcarra afirmó que Perú está abriendo sus fronteras para alentar la fase 4 de la apertura económica, que busca retomar la normalidad previa a la llegada del virus, si bien afirmó que el país también está preparado «para un rebrote» si esa fuera la consecuencia de este paso.

El mandatario explicó que a diferencia del pasado marzo, ahora Perú, que desde hace semanas registra una caída sostenida en el número de contagios, muertos y hospitalizados por la COVID-19, tiene más capacidad de respuesta.

Vuelos limitados

Esta reapertura solo comprende a países próximos a Perú como Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Panamá, Paraguay y Uruguay, todos a menos de cuatro horas de vuelo desde Lima, con quienes las autoridades negociaron la apertura de las fronteras en coordinación con el sector privado.

La idea es seguir reabriendo destinos regulares toda vez que vaya bajando la incidencia de la enfermedad, lo que descarta de momento destinos como Europa o Estados Unidos, en donde el coronavirus no deja de expandirse.

No obstante, desde que Perú cerró sus fronteras para iniciar su confinamiento a mediados de marzo, se han dado numerosos vuelos para repatriar a decenas de viajeros varados por la emergencia y otros de tipo chárter a destinos muy variados, que incluyen Norteamérica y Europa.

En Perú, el país con la tasa de mortalidad más alta del mundo por el coronavirus y el sexto en número de contagios, la cifra de infectados activos cayó por debajo de las 90.000 personas, la más baja desde mayo y acumula ya seis semanas consecutivas de remisión del brote.

Estos casos activos son algo más de la mitad que había el 23 de agosto, cuando Perú alcanzó su pico máximo de personas contagiadas simultáneamente con más de 167.000 al mismo tiempo.

Esto se traduce también en menos hospitalizados, pues ahora apenas hay 7.000 camas ocupadas, lejos de las más de 14.000 que colapsaron el frágil y fragmentado sistema de salud de Perú hasta mediados de agosto.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar