Ciencia

La vacuna acabará con el COVID, pero las consecuencias permanecerán

La cuarentena sigue existiendo y el trabajo desde casa ayuda a seguir la rutina de oficina en remoto.

La propagación de la infección por el virus COVID-19 es un caso casi sin precedentes en la historia de la civilización mundial. La última vez que el mundo enfrentó problemas similares fue durante la epidemia de gripe española que paralizó el mundo en sus tiempos.

La pandemia de COVID-19 traerá cambios que dejarán el mundo en un “antes” y “después”. ¿Cómo será el mundo después del coronavirus? ¿Como de rápido se recuperará la economía? Estas preguntas conciernen a todos los economistas del mundo. Será posible ver ciertas consecuencias más tarde, pero algunos fenómenos ya son una realidad obvia.

El descenso de la actividad empresarial en el mundo debido al coronavirus fue tan grande que provocó una reducción récord del consumo de petróleo. En otras palabras, la demanda de petróleo cayó muy bruscamente y el precio del petróleo estadounidense cayó a un valor negativo por primera vez en su historia. El colapso de los precios del petróleo también se debió al hecho de que hay demasiado petróleo libre en el mundo. Ha disminuido su consumo, ya que ha disminuido el número de vuelos, ha caído la demanda de automóviles y trenes diesel, ha disminuido el consumo de derivados del petróleo y las empresas industriales, que han parado sus plantas por cuarentena.

La cuarentena sigue existiendo y el trabajo desde casa ayuda a seguir la rutina de oficina en remoto. Esto desde luego reducirá la demanda de papel, equipo de oficina y espacio de oficina. Como resultado, el mercado inmobiliario cambiará: la demanda de locales comerciales disminuirá y los precios de alquiler pueden aumentar. Por lo que los propietarios compensarán la pérdida de clientes más rentables del entorno empresarial.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar