Ciencia

Descubren que el COVID-19 sobrevive hasta nueve horas en la piel

Mezclado con moco o saliva, el SARS-CoV-2 llega hasta las 11 horas de vida activa, aunque su viabilidad se reduce drásticamente a segundos tras usar gel hidroalcohólico


Diferentes estudios han probado que el nuevo coronavirus no solo sobrevive en el interior de nuestros cuerpos durante días, sino que es capaz de mantenerse activo en superficies de cobre hasta 4 horas, subiendo hasta las 24 de viabilidad en el cartón o hasta las 72 en el caso del plástico y el acero inoxidable.

Ahora un nuevo estudio publicado en la revista «Clinical Infectious Diseases» se fija en la superficie más común de todas, la piel humana, y el tiempo que resiste sobre nuestra capa más externa el SARS-CoV-2.

Y los resultados son preocupantes: 9 horas por sí solo, hasta 11 en el caso de mezclarse con saliva o mucosidades. 

Estas son las conclusiones de la investigación realizada por científicos de la Universidad de Medicina de Kyoto (Japón), que han comparado los resultados con la viabilidad del virus de la gripe (influenza A, IAV por sus siglas en inglés), que tan solo se extiende alrededor de 2 horas tras ser depositado.

Sin embargo, ambos virus fueron neutralizados a los pocos segundos al utilizar un desinfectante de manos, por lo que los investigadores subrayan la importancia de una higiene escrupulosa para prevenir la propagación del COVID-19. 

«Este estudio muestra que el SARS-CoV-2 puede tener un mayor riesgo de transmisión por contacto que el IAV porque el primero es mucho más estable en la piel humana», escriben en su artículo recientemente publicado. «Estos hallazgos apoyan la hipótesis de que la higiene adecuada de las manos es importante para la prevención de la propagación del coronavirus».

Método de estudio: piel de cadáveres

Estudiar la viabilidad del SARS-CoV-2 en superficies materiales como el acero o el plástico fue fácil para la ciencia.

Sin embargo, analizar la supervivencia en la piel humana presenta varios problemas, empezando por el más básico: no se puede simplemente poner una muestra de un virus potencialmente letal en las manos de los voluntarios.

Es por ello que los investigadores utilizaron muestras de piel humana obtenidas en autopsias recientes, que se recolectaron aproximadamente un día después de la muerte. 

El equipo sostiene que este modelo es perfectamente válido ya que en este periodo de tiempo la piel humana del fallecido aún se puede utilizar para injertos, lo que significa que conserva la mayoría de sus funciones incluso después de la muerte durante horas. 

Usando su modelo, los autores encontraron que el SARS-CoV-2 sobrevivió en las muestras de piel humana durante 9 horas y 4 minutos, en comparación con 1,82 horas para el virus de la influenza A.

Cuando estos virus se mezclaron con mucosidades, para imitar la liberación de partículas virales al toser o estornudar, el SARS-CoV-2 duró un más, aproximadamente 11 horas.

Sin embargo, ambos virus se inactivaron en la piel 15 segundos después de usar un desinfectante para manos que era etanol al 80%.

«La higiene de manos adecuada conduce a la inactivación viral rápida del SARS-CoV-2 y puede reducir el alto riesgo de infecciones por contacto» señalan los autores que, por otro lado, admiten que su estudio no consideró la «dosis infecciosa» del coronavirus, es decir, la cantidad de partículas de virus necesarias para contagiar a alguien por contacto con la piel contaminada, por lo que las investigaciones futuras también deberían examinar esta cuestión.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar