Internacionales

Biden y Trump: Enfrentamiento a la distancia

Los dos candidatos a la presidencia se enfrentaron a distancia a distintos temas de la campaña este 15 de octubre en dos programas de televisión simultáneos


El presidente Donald Trump y su contendiente el exvicepresidente Joe Biden se enfrentaron el jueves por la noche en eventos paralelos celebrados en Filadelfia y en Miami, en los que contestaron a preguntas del público en dos programas de televisión simultáneos.

Fueron dos eventos fijados en reemplazo del suspendido debate presidencial que debía desarrollarse ese mismo día.

Por un lado, en una entrevista con el público en la cadena ABC en Filadelfia, Pensilvania, Joe Biden criticó a Trump por haber minimizado el peligro mortal del nuevo coronavirus durante su gestión de la pandemia.

«Los estadounidenses no están en pánico. Él entró en pánico», aseguró Biden.

El demócrata también dijo que de haber una vacuna pronto, haría “todo lo posible” para que la población del país se la administre en caso de que esta haya pasado por los controles médicos y sea segura. Aclaró, sin embargo, que no sería algo obligatorio.

«No se puede decir, todo el mundo tiene que hacer esto», aseguró. 

El exvicepresidente demócrata describió a los votantes sus planes para combatir la pandemia y reactivar la economía priorizando la realización de pruebas a gran escala, financiando a los Gobiernos locales y estatales y aumentando drásticamente los impuestos a las corporaciones y las rentas más elevadas.

El candidato también se pronunció sobre si iniciaría un proceso para ampliar el número de jueces de la Corte Suprema en medio del proceso de confirmación de la jueza conservadora Amy Coney Barret, nominada por Trump para reemplazar a la magistrada Ruth Bader Ginsburg en un controvertido proceso que, de culminarse, dejaría al alto tribunal con una configuración de seis jueces conservadores ante tres progresistas.

«Depende de cómo resulte eso», dijo el mandatario respecto a las audiencias de confirmación que se adelantan en el Senado, sin embargo, prometió expresaría su posición antes de las elecciones. 

Trump cuestiona los comicios y se muestra escéptico con las mascarillas

Por su parte, el presidente defendió su manejo de la pandemia así varias de sus decisiones personales, ampliamente cuestionadas por la opinión pública, como la organización de un evento en la Casa Blanca en el que pocas personas utilizaron mascarilla o respetaron el distanciamiento social, lo que condujo varios contagios.

En su aparición en la cadena NBC en Miami, Florida, el mandatario esquivó dar una respuesta a la pregunta de cuál fue la fecha en que dio su primera prueba negativa tras contraer el coronavirus, aseguró que no lo recordaba.

La rapidez con la que Trump retomó sus actos de campaña han levantado asperezas por la falta de transparencia del presidente y sus médicos respecto a la enfermedad.

En sus declaraciones, el presidente cuestionó nuevamente el uso de las mascarillas.

Trump sostiene, tras más de siete meses de pandemia en el país, que existen «historias diferentes» sobre la efectividad de estos utensilios, a pesar de que desde junio la Organización Mundial de la Salud, así como los expertos en salud de su propia Administración, aconsejan el uso generalizado de los tapabocas como una forma clave de detener los contagios.

Por otro lado, Trump se abstuvo de condenar la extraña teoría QAnon, que defiende la hipótesis de que una serie de personalidades estadounidenses vinculados a una red de tráfico sexual de menores conspiran en contra del presidente, quien los estaría investigando.

«Sé que están en contra de la pedofilia, la luchan muy duro», dijo Trump, antes de afirmar que no sabía nada más sobre la teoría conspirativa.

Preguntado sobre si aceptaría una transferencia pacífica, finalmente, y tras semanas de haberse negado a aceptar una transición del poder sin resistencia, Trump aseguró que sí lo haría.

Una transferencia pacífica, absolutamente quiero eso. Pero idealmente, no quiero una transferencia, porque quiero ganar.

Dijo el mandatario. 

Las votaciones anticipadas con números históricos

La última encuesta de opinión realizada por Reuters / Ipsos muestra que Joe Biden mantiene una clara ventaja sobre el candidato republicano en las intenciones de voto nacional, sin embargo, algunos estado decisivos e históricos bastiones republicanos se muestran fuertemente divididos entre ambos candidatos.

En medio de las anomalías de unas elecciones marcadas por la pandemia, las votaciones anticipadas han tenido este año una participación masiva.

En Carolina del Norte, un estado muy disputado, se vieron largas filas de votantes durante todo el día, algo que también ocurrió en otros estados como Georgia y Texas.

Según los cálculos de Elections Project, un proyecto independiente de la Universidad de Florida, más de 18 millones de estadounidenses ya han enviado sus votos de manera anticipada, ya sea en persona o por correo, una cifra récord que equivale a casi el 13% del número total de votos contados en 2016. 

Con estos métodos de votación anticipada muchos votantes buscan evitar las aglomeraciones de personas que se prevén para el 3 de noviembre y los contagios por coronavirus.

Muchos pretenden también asegurar la validez de su voto después de que Trump haya deslegitimado sistemáticamente la votación por correo durante meses. 

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar