Especiales

Matadero Municipal de Carirubana, activo en medio de la pandemia

La recepción del ganado ha mejorado este mes y actualmente reciben reses de los municipios Dabajuro, Mirimire, Yaracal, Jacura y Federación del estado Falcón.


El lema “Calidad y servicio” ha acompañado desde siempre a los Dos Santos, una familia con amplia trayectoria en el sector comercio de la península de Paraguaná, que desde este mismo año 2020, por medio de una concesión, tomó las riendas del Matadero Municipal de Carirubana, ubicado en el sector Andrés Eloy de Punto Fijo.

“Este matadero estuvo cerrado durante muchos años, porque el Ministerio de Ambiente en un momento consideró que no cumplía con ciertas condiciones. Pero la alcaldía de Carirubana, buscando los medios para conseguir esa permisología, logró que fuera reactivado en el año 2017 y nosotros estamos a cargo desde el 2020 por medio de una concesión”, expuso Mauricio Dos Santos, gerente encargado del matadero, quien ha seguido los pasos de su padre y su abuelo; este último, agricultor.

A pesar de la situación mundial que ha generado el coronavirus y la crisis económica nacional que existe, esta familia de emprendedores demuestra que cuando se quiere crecer, consolidarse en el tiempo y seguir adelante, no hay “peros” que valgan y se buscan todas las herramientas para lograrlo.

“Nosotros creemos que en este país aún se puede salir adelante aún con las dificultades que se nos puedan presentar en el camino, todo está en querer poder hacer las cosas”, sostuvo.

Medidas sanitarias, garantizadas

La administradora del matadero, Rebeca Jiménez, aseguró que en el tiempo que llevan al frente del matadero, han estado trabajando arduamente para cumplir con todas las medidas sanitarias que exige el Estado y optimizar los procesos, ya que por estar tanto tiempo inactivo, su estructura sufrió cierto deterioro.

“Poco a poco lo hemos ido reactivando y a pesar de que el producto con el que se trabaja aquí puede producir ciertos olores o llamar a algunos insectos, acá se hace su constante mantenimiento y aseo, porque como seres humanos nosotros también ingerimos este producto y la idea es que todos podamos estar tranquilos sabiendo que la carne que estamos consumiendo en nuestro hogar es de calidad y cumple con todas las normas sanitarias”, destacó.

Adicionalmente, mediante la guía de movilización para animales del Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (Insai), así como la supervisión y el aval de un médico veterinario, certifican que las reses recibidas cumplan con el respectivo control sanitario y estén aptas para el consumo humano, para de esta manera proceder a beneficiarlas en el matadero. 

De acuerdo con Mauricio Dos Santos, la mayoría de estas provienen de los municipios Dabajuro, Mirimire, Yaracal, Jacura y Federación del estado Falcón, aunque a comienzos del año también recibieron un lote de Yaracuy y Barinas.

Volviendo a la normalidad

“No es mentira que la pandemia nos golpeó y que entre abril y mayo, durante la cuarentena radical, bajó la recepción del ganado, no llegamos a las 100 reses, a diferencia de los primeros tres meses del año cuando recibimos un promedio de 200. Actualmente, se está activando nuevamente esa producción, estamos volviendo a esa normalidad que todavía teníamos hasta marzo y esperamos seguir mejorando”, destacó Dos Santos.

Preparación de la res

Una vez que llegan las reses al matadero, son llevadas al área de Desembarcadero y corrales, donde permanecen seis horas como lo establece la providencia 259 de la Contraloría Sanitaria; posteriormente pasan a la fase de Faenamiento para el aturdimiento, desollamiento y extraerle sus productos bovinos (tripas, chinchurria, cuajo, pajarilla, hígado, etc.); esto para luego ir a la sala de Óreo, pesaje y despacho, donde se emite una guía sanitaria y tanto con el código de la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro), como el resto de la permisología pertinente, el producto final queda listo para ser despachado a los arrimadores (clientes).

Con 25 trabajadores, la mayoría del mismo sector o comunidades vecinas, este matadero se mantiene en pie de lucha en medio de la pandemia, con el compromiso de seguir trabajando y mejorando para garantizarle al pueblo un producto de calidad.


La frase:

Mauricio Dos Santos: “En este país aún se puede salir adelante”.

Etiquetas

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar