Tecnología

Serie iPhone 12 frente a sus rivales Android

Los nuevos terminales de Apple apuestan por mejoras de cámara y las redes 5G para hacerse un hueco en un sector muy competido


La llegada al mercado de los nuevos iPhone 12 y, sobre todo, de sus versiones avanzadas, los iPhone 12 Pro, han agitado la industria de la telefonía móvil.

Un sector muy competitivo y que cada vez más está apostando por mejorar las prestaciones de las cámaras y la compatibilidad con las redes 5G.

Estos son dos de los principales atributos que diferencian al cada propuesta. 

Con el tiempo, marcas de origen chino han evolucionado de manera notable hasta ofrecer cada vez más altas capacidades a precios más accesibles.

Apple, de nuevo, y pese a haber lanzado una versión «mini» más barata, sigue ofreciendo sus productos por encima de los 1.000 euros.

Precios desorbitados. Pero estos son sus principales rivales con el sistema operativo Android. 

iPhone 12 Pro

Los nuevos dispositivos de la firma de Cupertino (Estados Unidos) han traído, como una de las principales novedades, la compatibilidad con las redes de quinta generación.

Una tecnología con la que pretende diferenciarse del resto de competidores al ofrecer algunas prestaciones adicionales como un sistema de inteligencia artificial que adapta el consumo de energía a las necesidades. Y también en algunos aspectos del protocolo.

Otra de las características más distintivas ha sido el cargador magnético MagSafe con el que se pretende mejorar la experiencia.

Que, por cierto, no llegará ni el tradicional ni los auriculares en la caja. ¿Política medioambiental o ahorro de gastos? 

En el resto de elementos, los terminales más avanzados de la compañía han actualizado componentes e introducido ligeras mejoras como en la cámara, que espera beneficiarse del nuevo sensor Lidar que mejora la profundidad y está preparado para la realidad aumentada. Más rápido y potente que sus predecesores, el equipo monta en su interior un potente chip A14 Bionic. 

Otro aspecto a tener en cuenta es el cambio de diseño. Por primera vez en cinco años, se han eliminado los bordes redondeados para pasar a una estética más sobria.

En esta gama «Pro», los terminales tienen proporciones de 6.1 y de 6.7 pulgadas, esta última versión, el iPhone 12 Pro Max, la de mayor tamaño de la historia de la compañía.

Samsung Galaxy S20 Ultra

En comparación con su rival de Samsung, este modelo es una combinación de muchas de las tecnologías avanzadas en la industria.

Por lo pronto, el gigante surcoreano apostó por una de las mejores pantallas del mercado.

De fabricación propia, el panel de tipo Dynamic ofrece unas buenas sensaciones y calidad de imagen.

Es un terminal de grandes dimensiones, es cierto, y más si lo ponemos al lado de los nuevos iPhone 12.

Tiene una pantalla de 6.9 pulgadas con un extra de fluidez gracias a sus 120 Hz de actualización. ¿Es mejor que la del iPhone 12 Pro? Habrá que comprobarlo. 

En cuanto a su rendimiento, el terminal surcoreano incorpora un potente chip Exynos 990 que ofrece un gran desempeño en todos los ámbitos, desde navegación, consumo de contenidos multimedia y juegos móviles.

Una de las grandes aportaciones ha sido su batería de 5.000 mAh con sistema de carga rápida e inversa (esta función no está presente, de hecho, en los iPhone).

También dispone de sensor de huellas bajo pantalla (tampoco lo tienen los nuevos modelos de Apple) y sistema de reconocimiento facial.

La cámara, aunque en algunos aspectos mejorable, dispone de cuatro lentes versátiles ubicadas en un enorme módulo trasero.

La configuración es un ultra angular de 12 MP (F2.2), un principal de 108 MP muy luminoso (F1.8), telefoto de 48 MP y, como diferencia respecto a otros rivales, un zoom óptico híbrido de diez aumentos y un digital 100x, aunque a veces algo difícil de gobernar en niveles más alto. Añade, además, un sensor ToF para mejorar la profundidad. 

Al igual que los nuevos iPhone 12, el terminal de Samsung mantuvo la compatibilidad con las redes 5G, una tecnología que empieza ya a llegar a la gama media.

Entre otros aspectos destacados está su icónico diseño sin bordes y laterales curvados. Y, también, su gran potencia de audio que sorprende a los usuarios. Su precio, aunque se ha venido rebajando con el tiempo, debutó en 1.359 euros.

Huawei P40 Pro Plus

Huawei lleva varias temporadas entre los primeros puestos de las listas por sus revolucionarias apuestas fotográficas.

Fue una de las primeras que decidió llevar a un nuevo nivel el zoom. Y esta es una de las principales características del terminal: sus excelentes cinco cámaras. 

El sensor principal de 50 megapíxeles cuenta con estabilización óptica y un nuevo sistema de enfoque Octa Phase Detection, además de una tecnología exclusiva llamada XD Fusion Engine, asistida por Inteligencia Artificial.

El sensor secundario tiene lente gran angular de 40 megapíxeles, un telefoto con 8 megapíxeles, teleobjetivo de 12 megapíxeles y cuarto sensor ToF 3D.

Pero logra un zoom óptico de diez aumentos, lo que supera a sus rivales directos. 

Ofrece, a su vez, un buen rendimiento gracias al empuje obtenido por su «cerebro», el Kirin 990, que la firma china ya estrenó en los anteriores Mate 30 y Mate 30 Pro, Incorpora una doble unidad de procesamiento neural.

Es, en realidad, una garantía de que cuenta con la máxima potencia de procesamiento disponible en el mercado. También la memoria RAM es de 8 GB. Potencia de sobra. 

Dispone de una pantalla de 6.58 pulgadas (2.640 x 1.200 píxeles de resolución, algo por debajo de sus rivales) con una tasa de refresco de 90 Hz, aunque es cierto que apenas se nota el salto de fluidez comparado con los clásicos paneles de 60 Hz y, por el contrario, merman la duración de la batería. Su batería también llama poderosamente la atención gracias a sus 4.200 mAh. 

Los terminales son dual SIM (y soportan eSIM), tienen el mismo sistema de carga rápida (también inalámbrica, de 40 W), carga inversa (que permite, por contacto, cargar otros dispositivos), conectividad 5G y sensor de huellas en pantalla.

Llevan la certificación IP68, con lo que son sumergibles, al igual que los S20 y los iPhone 12. Uno de los aspectos negativos es la ausencia de aplicaciones nativas de Google por el veto de Estados Unidos.

OnePlus 8T

Con una buena relación calidad-precio, el OnePlus 8T es un «smartphone» que no reinventa la fórmula ni supera en muchos aspectos a sus rivales más directos pero lo da todo a menor precio.

Sigue fiel a los 120 Hz de refresco de la pantalla, algo que se ha convertido ya en una seña de identidad de la compañía.

Es muy compacto. Incorpora un panel de tipo OLED de 6.55 pulgadas, resolución Full HD, así como un brillo máximo de 1-100 nits, lo que permite ver la pantalla incluso en las situaciones con incidencia directa de luz.

Además, lleva la carga rápida a otro nivel gracias a la tecnología Warp Charge 65, consiguiendo cargar casi el 60 por ciento de la batería de 4.500 mAh en quince minutos. esta es su gran virtud.

El terminal, con una configuración de 8 GB de RAM, cuesta 599 euros. Su cámara, aunque no tan avanzada que otros competidores, da buenas sensaciones. 

El nuevo terminal presenta una nueva ubicación lateral de su cámara.

Tiene un sistema de cuatro lentes, que permite liberar espacio en el interior del dispositivo y aportar un rendimiento térmico más eficiente y conexiones de red más sólidas gracias a una mejor ubicación de las antenas. La cámara principal, con sensor Sony de 48 MP, reduce el desenfoque en fotos y vídeos y funciona como zoom digital 2x. 

Asimismo, incorpora una cámara ultra gran angular de 16MP con campo de visión de 123 grados, una lente macro de 5MP para primeros planos y una lente monocromática de 2MP que ofrece a los usuarios más opciones en cuanto a experiencia fotográfica a través de la recopilación y análisis de datos ambientales adicionales.

La potencia del móvil está garantizada con el potente procesador Qualcomm Snapdragon 865, a lo que hay que añadir altavoces estéreo duales con Dolby Atmos. Y, dicho sea de paso, se convierte en uno de los primeros terminales, a nivel global, con Android 11 instalado, la última versión del sistema operativo móvil de Google.

Xiaomi Mi 10T

Tiene unos argumentos muy sólidos: potente batería y una clara apuesta por la fotografía. Y todo con precios muy competitivos.

La versión más potente de la familia alberga en su interior el Snapdragon 865, el «cerebro» más potente del mundo en estos momentos. Un microchip de altas prestaciones que promete un notable rendimiento y garantizará la conectividad 5G.

Su memoria RAM es de 8 GB, que superan con creces a otros terminales. Esta combinación ofrece, al menos sobre el papel, un buen desempeño. Algo que, por supuesto, habrá que comprobar en su lanzamiento oficial.

Otro de sus puntos diferenciales viene ligado a la pantalla: tiene una tasa de actualización de 144 Hz.

Unos guarismos que se traducen a una mayor fluidez en los contenidos reproducidos y que, hasta ahora, parecían estar reservados en los móviles especializados en videojuegos. Para mejorar la experiencia de usuario, se ha incorporado un modo lectura de diarios digitales. 

Se trata de un panel de tipo AMOLED de 6.67 pulgadas con resolución Full HD+. La fotografía es una de sus grandes bazas.

Habrá dos versiones, el Mi10T Pro, que ofrecerá un sensor de 108 megapíxeles, y una versión menos hormonada con una lente de 64 megapíxeles, el Mi18T a secas. Comparte el resto de componentes. Con una triple cámara compuesta por dos sensores de 13 y 5 megapíxeles (lente macro, para tomas de cerca), el dispositivo incorpora distintos modos de escenas. Se completa la configuración con una cámara frontal de 20 megapíxeles.

Cuenta con una batería de 4.820 mAh que avala un uso duradero: más de un día y medio sin pasar por el cargador. Y, además, con sistema de carga rápida, aunque su cargador rápido de 65 W se comercializará de manera independiente. Los nuevos dispositivos arrancan en 499 euros.

Realme x50 Pro

El teléfono luce una pantalla Samsung Super Amoled de 6.44 pulgadas, con una resolución de 2.400 x 1.080 píxeles (es decir, Full HD+) y un formato de 20:9. La velocidad de refresco es de 90 Hz. El ratio de pantalla es del 92 por ciento. 

En cuanto al procesador, la firma ha instalado el último y más potente de la factoría Qualcomm, el Snapdragon, 865, que incorpora conectividad 5G (con su nuevo módem X55), es hasta un 25% más rápido que su predecesor y trae enormes mejoras en potencia, conectividad, Inteligencia Artificial y capacidades para las cámaras.

El rendimiento, pues, no será ningún problema, y está, en este aspecto, a la altura de cualquier otro terminal de gama alta. 

Sobre sus cámaras, la realidad es que son más bien modestas. La fotografía ha sido uno de los terrenos donde más se ha evolucionado en los tres últimos años.

Está configurado por un sensor ultra angular de 8 MP (F2.3), angular de 64 MP (F1.8), zoom híbrido 20x, telefoto: de 12 MP (F2.5) y lente B/N para retratos.

Oppo Find X2 Pro

Foto/Cortesía

En el frontal del terminal se encuentra una pantalla AMOLED de 6.7 pulgadas y una resolución QUAD HD+ (3.168 x 1.440 p). La densidad de píxeles, desde luego, es excelente, con 513 ppp. Una novedad es que la pantalla, por primera vez, tiene una frecuencia de refresco de 120 Hz. De eta manera, incluso en las escenas más rápidas de una película o evento deportivo podremos ver objetos y personas perfectamente definidos y sin ese molesto efecto de movimiento que suele emborronar las secuencias de acción. 

También el brillo se ha incrementado, y será de 800 nits y de hasta 1.200 nits con HDR, que por cierto, también se aplica al vídeo. El ratio de pantalla es del 93%, debido en parte a que la cámara frontal, de 32 megapíxeles, se encuentra tras una pequeña perforación en el frontal. El procesador, por supuesto, es el esperado. El Find X2, en efecto, monta el Qualcomm Snapdragon 865, el chip elegido por la mayoría de los fabricantes para su gama alta de este año. 

Soporta 5G y cuenta con hasta 12 GB de memoria RAM y 256 GB para almacenamiento. La batería, de 4.200 miliamperios, llega acompañada por el sistema de carga rápida Super VOOC 2.0 de 65W, lo que significa que podremos cargar el móvil al 100 por 100 en solo 38 minutos. Tres cámaras, una «super cámara» En la parte trasera, encontramos una triple cámara compuesta por un sensor principal Sony de 48 megapíxeles, un ultra angular, también de Sony, de 48 megapíxeles y una cámara de 13 megapíxeles con zoom periscópico (exclusivo de Oppo) capaz de ofrecer un zoom híbrido de x10. La cámara cuenta también con un sistema Ultra Macro. Su precio es de 999 euros. 

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar