Internacionales

Elecciones estadounidenses | Gobierno denunció que Irán y Rusia quieren interferir en las votaciones

Según el director de la Inteligencia Nacional de EE.UU., Rusia e Irán obtuvieron, por separado, información de votantes registrados de Estados Unidos


Irán estaría detrás de una campaña de correos electrónicos “falsos”, para tratar de “intimidar” a los electores. Ambos países niegan los señalamientos.

Estados Unidos denuncia una presunta nueva injerencia extranjera en sus elecciones presidenciales, pero esta vez asegura que el objetivo es perjudicar al aspirante a la reelección, Donald Trump.

En una rueda de prensa el director de Inteligencia Nacional, John Ratcliffe, aseguró que Irán y Rusia obtuvieron por separado información de los votantes y que hasta ahora sólo la República islámica ha utilizado los datos.

Según Ratcliffe, Teherán estaría detrás de los correos electrónicos que algunos votantes recibieron en Florida, Arizona, Alaska y Pensilvania, supuestamente a nombre del grupo de ultraderecha conocido como Proud Boys, en los que amenazaron con “perseguir” a los votantes que no apoyen a Trump en las urnas. Para Ratcliffe se trata de una forma de tratar de dañar la imagen del mandatario.

Funcionarios del gobierno «ya han visto a Irán enviando correos electrónicos falsos diseñados para intimidar a los votantes, incitar disturbios sociales y dañar al presidente Trump», aseguró el director de Inteligencia Nacional.

Pero no todos están convencidos de la versión del alto funcionario.

El líder de la minoría demócrata del Senado de Estados Unidos, Chuck Schumer, quien recibió un informe clasificado el miércoles por la tarde sobre seguridad electoral, dijo que no estaba de acuerdo con Ratcliffe en que Irán estuviera específicamente intentando dañar a Trump.

Para mí estaba claro que la intención de Irán en este caso y de Rusia en muchos más casos es básicamente socavar la confianza en nuestras elecciones. No creo que esta acción tenga como objetivo desacreditar al presidente Trump.

Indicó.

El secretario de Proud Boys en Florida, el cubano-estadounidense Enrique Tarrio, negó que la organización ultraderechista hubiera enviado correos con amenazas a electores registrados como demócratas para que voten por Trump en los próximos comicios.

El Gobierno iraní también rechazó las acusaciones.

«A diferencia de Estados Unidos, Irán no interfiere en las elecciones de otros países. El mundo ha sido testigo de los propios intentos públicos y desesperados de Estados Unidos por cuestionar el resultado de sus propias elecciones al más alto nivel», publicó el portavoz Alireza Miryousefi, en su cuenta de Twitter.

La república islámica citó además al embajador suizo que representa a Washington para protestar por acusaciones que considera «sin fundamento».

Una opinión compartida por Rusia que también negó los señalamientos en su contra.

Durante los últimos años, agencias de inteligencia de Estados Unidos señalaron que Rusia habría interferido en las elecciones presidenciales de 2016, para perjudicar con mensajes en internet a la entonces candidata demócrata Hillary Clinton y ayudar así a Donald Trump a llegar a la Casa Blanca.

Estos señalamientos siguen siendo rechazados por el mandatario y su equipo de campaña.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar