Especiales

El venerable ejemplo de ciencia y religión

Para el presidente de la Academia Nacional de Medicina, doctor Enrique López Loyo, “José Gregorio Hernández fue un apóstol del principio básico médico–ser compasivo y acompañar el sufrimiento–”.

Este 26 de octubre el pueblo venezolano conmemoró el natalicio del llamado Médico de los pobres, el doctor José Gregorio Hernández; un hombre que demostró que la ciencia y la religión son compatibles. Muestra de ello fueron sus aportes al desarrollo de la medicina moderna en Venezuela, la generosidad con la que atendió a los pacientes de bajo recursos y su fe.

El doctor José Gregorio Hernández; un hombre que demostró que la ciencia y la religión son compatibles.

En ese sentido, el presidente de la Academia Nacional de Medicina, doctor Enrique López Loyo, de la cual Hernández fue miembro fundador y ocupo el sillón número 28, lo calificó como:

“Un científico integral y su obra hace mención a su creencia religiosa, lo que indica  que su formación académica fue trasmitida a sus discípulos sin sesgo, con la instrucción de que se masificara ese conocimiento”, subrayó.

López Loyo recalcó el significado del doctor José Gregorio Hernández en la medicina venezolana, recordando que se fue a Paris para lograr una formación integral, siendo el pionero no solo en traer el microscopio al país sino en diagnósticos científicos.

“La trayectoria científica de José Gregorio Hernández incluye lecciones de bacteriología estudios de filosofía; de la doctrina de Laennec, investigación sobre la angina de pecho de naturaleza palúdica, sobre el número de glóbulos rojos. Un conocedor profundo de los medios de exploración y un experto en la interpretación de los exámenes de laboratorio”.

Puntualizó el presidente de la Academia Nacional de Medicina.

Enrique López Loyo: “El doctor José Gregorio fue un científico integral y su obra hace mención a su creencia religiosa”. Foto/Cortesía.

Por otra parte, destacó el legado del siervo de Dios  al ser fundador de la estructuración de las cátedras de la Universidad Central de Venezuela, visión que compartió junto al doctor Luis Razetti; siendo la fisiología médica, la anatomía patológica y la bacteriología parte de dichas cátedras, instaurando un nuevo enfoque de acuerdo a las necesidades de la medicina para ese momento.

“Hernández aplicó con un siglo de anticipación, directrices actuales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en lo referente a la atención primaria de salud. Fue un apóstol del principio básico médico–ser compasivo y acompañar el sufrimiento–”.

Esgrimió el especialista en anatomía patológica.

De igual forma, dijo que la figura de el «Venerable» tiene una importancia no solo en la medicina nacional sino también en la iberoamericana.

“José Gregorio es ejemplo de ciencia, de la docencia universitaria, de recuperar esa capacidad de hacer escuela, ese empeño por poner el conocimiento al servicio del país. Un médico ejemplar que goza de una gran valoración del pueblo como santo; y eso tiene que ver con ese compromiso espiritual tan profundo con los demás, movido por su fe pero que explotó todos sus talentos y sobre todo su gran riqueza humana al servicio de los demás”.

Resaltó el galeno.

El llamado Médico de los pobres fundamento el concepto de atención primaria de salud. Foto/Cortesía.

El presidente de la Academia  Nacional Medicina finalizó enviando un mensaje a los médicos venezolanos desde el modelo humanista y religioso del siervo de Dios.

“A nuestros profesionales de la medicina que conserven ese apego de estar pendiente de los problemas de sus pacientes como lo hizo el doctor José Gregorio Hernández. Fundamentar el concepto de atención primaria de salud, colocarse en el lugar del otro y luchar aun cuando no existan condiciones con la posibilidad de poder brindar todo lo mejor de sí para restaurar la salud del paciente”, exhortó.

Etiquetas
Mostrar más

Marianny Chiquito

Ser Periodista, es Ser un Invitad@ VIP de la Noticia.!!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar