Opinión

Los Héroes del 41, ganadores del primer Mundial de Beisbol Amateur

El 29 de octubre llegó al Puerto de la Guaira la selección nacional, asegura un diario de la época que habían 100 mil personas en el recibimiento.


El Dr. Arturo Uslar Pietri, recordó que el 18 de octubre de ese año 1941, estando en el Country Club jugando golf con el General Isaías Medina Angarita y otros amigos, se presentaron una comisión integrada por Santana Anzola, Juan José Yánez y Martin Tovar Lange, para informar de la situación que se había planteado en la Habana, después que Venezuela le había ganado a Cuba y empatado la Serie.

Las reglas no previeron como resolverlo, muchos en Venezuela opinaban que era preferible dejarla igualada. Se estudió la posibilidad de proponer jugar el desempate en Caracas, financiada por la Cervecería Caracas y los Cigarrillos Capitolio.

Se cuenta que el propio presidente Medina Angarita comento, que si no podían venir a jugar aquí que desempataran con un solo juego con el “Chino” Canónico lanzando.

Nunca antes, como ese miércoles 22 de octubre había estado tan sincronizado el país, lo mismo que hacia el gabinete, lo estaban haciendo todos los venezolanos a esa hora, el comercio dio asueto, los colegios y las escuelas suspendieron las clases por la tarde, en todos los rincones del país donde había un aparato de radio se reunieron grupos de gente de todo tipo atentos a las incidencias del encuentro.

En todas partes de Venezuela había mucha expectativas, en el Palacio de Miraflores, en los periódicos, en los bares y en todos los sitios  donde se oía el juego, reinaba la misma angustia y el temor por la derrota.

Para tranquilidad del país, el juego se desarrolló con una ventaja inicial de tres carreras y un dominador pitcheo de Canónico, que en realidad solo vivió un momento difícil en el noveno episodio cuando Cuba anoto su única carrera.

El país volvió a respirar cuando Dalmiro Finol jugador del segundo cojín de la selección,  recogió un roletazo y se la paso a Casanova quien forzó a Villa Cabrera en segunda. La explosión de alegría fue total, escandalosa, la patria se alegró  como nunca.

El “Chino” Canónico conto: “Salí caminando como un autómata hacia la línea de primera  donde esta nuestro dogout, pero de pronto me vi alzado en hombros de venezolanos en una alegría enloquecedora, cuando volvimos al hotel me di cuenta que habíamos logrado lo imposible, vencer a Cuba y titularnos campeones mundiales de beisbol amateur”.

Ocho días después, el 29 de octubre llegó al Puerto de la Guaira la selección nacional, asegura un diario de la época que habían 100 mil personas en el recibimiento, más de un centenar de embarcaciones esperaban el crucero “Cuba”, que fue avistado cerca de las dos de la tarde, se dice que ese día murieron ahogados cuatro fanáticos que intentaban llegar a nado al barco.

Los campeones fueron llevados a Caracas hasta el estadio Nacional del Paraíso, donde lo esperaban una multitud. El discurso lo dio el poeta Andrés Eloy Blanco.

Fuente: Eleazar Díaz Rangel.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar