Internacionales

COVID-19 | Cancillería alemana teme por las «mentiras y desinformación»

La canciller alemana explicó las nuevas restricciones ante el Parlamento y dijo que Alemania está en una «situación dramática»


La canciller alemana, Angela Merkel, fue abucheada por la ultraderecha en el Parlamento mientras explicaba las nuevas restricciones para frenar la propagación de la pandemia y aseguraba que Alemania se encuentra en una «situación dramática».

Merkel defendió las nuevas medidas restrictivas anunciadas por su gobierno contra el coronavirus, y advirtió de la propaganda y las teorías conspiracionistas para socavar la lucha contra la pandemia.

Déjenme ser clara: mentiras y desinformación, conspiración y odio no solo dañan el debate democrático sino también la lucha contra el coronavirus.

Dijo Merkel ante la cámara baja del Parlamento alemán

La canciller se vio obligada a interrumpir su declaración de gobierno en dos ocasiones por los continuos gritos y abucheos desde la bancada de Alternativa para Alemania (AfD).

Este hecho es casi inédito y motivó que el presidente del Bundestag (cámara baja), Wolfgang Schäuble, tuviera que intervenir.

Estamos en una situación extraordinariamente difícil. Nadie en nuestro país entendería que no se atendiese la declaración del gobierno en esta difícil situación con la debida disciplina y a eso insto.

Advirtió a la ultraderecha Schäuble.

Al ser él mismo interrumpido en una ocasión, el presidente de la cámara les recordó que esa acción era motivo de amonestación según el reglamento interno: «Si interrumpen al presidente, se pondrá peligroso».

Con menor intensidad, los gritos y abucheos siguieron sucediéndose durante el resto de la intervención de la canciller, que no tuvo sin embargo que volver a dejar de hablar.

«Entiendo la frustración y las dudas», reconoció en un momento Merkel, aunque se refería especialmente a los empresarios que deberán cerrar durante todo noviembre sus negocios a causa de las nuevas restricciones.

Añadió que «el invierno va a ser duro» y que «las próximas semanas y meses van a ser decisivos» y que es preciso que toda la ciudadanía entienda que se adoptan restricciones a la vida pública y la actividad económica porque todos deben «contribuir» a aplanar la curva.

La ultraderecha del AfD habla de «dictadura del coronavirus»

En el turno de réplica, el jefe del grupo parlamentario de AfD, Alexander Gauland, señaló que «el miedo es un mal consejero» al referirse al «bombardeo» diario de cifras con los nuevos contagios, que equiparó a «una especie de propaganda de guerra».

En la misma línea, afirmó que Alemania está siendo gobernada por una especie de «gabinete de guerra» al referirse al llamado «gabinete del coronavirus» que los lunes reúne bajo la dirección de Merkel a los ministros de Defensa, Finanzas, Interior, Exteriores, Sanidad y al de Cancillería.

Una dictadura del coronavirus es incompatible con nuestro ordenamiento liberal-democrático.

Dijo, al tiempo que exigió que el Parlamento «vuelva a funcionar con plenos derechos» y, en consecuencia, que cualquier medida restrictiva sea debatida únicamente en el Bundestag.

Gauland advirtió a Merkel en contra de un segundo parón de la vida pública, que la economía alemana no podría soportar.

«Tenemos que estar dispuestos a sopesar qué precio estamos dispuestos a pagar», también con un «coste en vidas humanas», agregó.

En ese sentido, dijo que a las personas jóvenes y activas no hay que prohibirles nada «porque no necesitan protección», por lo que hay que centrarse en ayudar a los grupos de riesgo.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar