Internacionales

Referendo histórico | Nueva Zelanda legalizó la eutanasia

El país, liderado por la recién reelecta primera ministra Jacinda Ardern, ha aprobado este viernes la legalización de la eutanasia en un referendo sin precedentes


Sin embargo, los laboristas se llevan un revés y no consiguen el apoyo para la legalización del cannabis, otra medida sometida a voto popular. Los resultados definitivos se conocerán la próxima semana.

Un referendo histórico en Nueva Zelanda. «¿No es fantástico?», celebraban los presentes en la sala cuando la Comisión Electoral dio a conocer los resultados.

«Es increíble, es simplemente increíble», decía Shirley Seales, quien voto por la despenalización de la eutanasia.

Nueva Zelanda se convierte así en el primer país del mundo en llevar esa pregunta a las urnas.

Los neozelandeses votaron este viernes 30 de octubre a favor de legalizar la eutanasia para aquellas personas que padecen una enfermedad terminal.

La ley, que fue aprobada el 13 de noviembre de 2019 en el Parlamento, necesitaba ser aprobada en referendo vinculante para entrar en vigor, en noviembre de 2021.

El Partido Laborista de Ardern celebra la victoria del «Sí»

Una decisión celebrada por la reelecta primera ministra Jacinda Ardern y que marca un antes y un después en el país, ya que permite a los pacientes terminales con menos de seis meses de vida solicitar su muerte asistida.

Entre las condiciones para recibir la eutanasia, está la aprobación de dos médicos y tener más de 18 años de edad.

Es además, una victoria para los activistas que abogan para que la personas que padecen un dolor extremo puedan elegir cuándo poner fin a su vida.

Ha pasado mucho tiempo y mucha de esta gente que estuvo aquí esta noche están absolutamente extasiados porque han sido tocados tan profundamente por el dolor y el sufrimiento.

Declaró el líder del liberal partido ACT, David Seymour.

Nueva Zelanda «será más amable, más compasiva y una sociedad más humana. Miles de neozelandeses que afrontan una muerte horrorosa tendrán una elección, dignidad, control y autonomía sobre sus propios cuerpos bajo la protección de la ley», aseguró el político en Facebook.

Dos preguntas para la ciudadanía

El pasado 17 de octubre, Nueva Zelanda celebró elecciones generales, que le devolvieron la victoria a Ardern, quien apoyó ambos referendos. En las papeletas había dos preguntas para la ciudadanía.

Una, en cuanto la legalización de la eutanasia y la segunda, sobre la legalización del cannabis para uso recreativo. Pero esta última no tuvo éxito, según los resultados preliminares.

Su posible fracaso ha sido criticado por algunos sectores: «Legal o no, la gente va a hacerlo, así que ¿por qué no hacerlo legar?».

Quedan todavía por contar los votos procedentes del extranjero, que no cambiarán los resultados sobre la eutanasia pero que podrían mover la balanza sobre la legalización de la marihuana, pudiendo convertirse en el tercer país en legalizar el uso y la venta de cannabis para adultos, después de Canadá y Uruguay.

Una opción que fue apoyada por la primera ministra neozelandesa en 2017, con el propósito de ganarse el apoyo de los votantes más jóvenes y lograr formar un Gobierno de coalición.

Será el 6 de noviembre cuando se conozcan definitivamente los resultados de ambos referendos, según precisó el ministro de Justicia, Andrew Little.

Pero con más del 65,2 % de los votantes a favor de la eutanasia como opción, se prevé que Nueva Zelanda se convierta en el séptimo país del mundo que permite la muerte voluntaria asistida.

Nueva Zelanda marca un precedente al consultar las medidas en voto popular

Si bien la eutanasia es legal en otras naciones, siendo Países Bajos el primer estado en aprobarla en 2002 -y donde la eutanasia es legal para niños mayores de 12 años con el consentimiento de sus padres y sin el consentimiento, aunque con su participación en la decisión final para los adolescentes entre 16 y 17 años-, Nueva Zelanda marca historia al ser el primer país en dar validez a esta práctica través de un referendo y se suma a la lista de países donde ya es legal como Bélgica, Luxemburgo, Canadá, Colombia y el estado australiano de Victoria.

Hay también otros territorios que no admiten la eutanasia activa pero sí el suicidio médicamente asistido -cuando el médico facilita al enfermo las drogas necesarias para acabar con su vida, pero es el propio enfermo el que las ingiere-, como son Suiza, Alemania y varios estados de Estados Unidos.

Un revés para la legalización del cannabis

En cuanto a la legalización del cannabis, los primeros resultados arrojaron un 53,1% de votos en contra.

Son buenas noticias para la gente joven que no será incluida en un experimento social, podemos dejar eso a los estadounidenses y los canadiense.

Dijo a la prensa Bob McCoskrie, de la campaña ‘Say Nope to Dope’ (Di no a la droga).

La propuesta buscaba que las personas de al menos 20 años pudieran comprar un máximo de 14 gramos de marihuana al día en establecimientos autorizados o cultivar hasta dos plantas o un máximo de cuatro por vivienda compartida con otro adulto.

«En realidad estoy bastante sorprendido de que en la era progresiva en la que estamos, no haya pasado», aseguró un ciudadano que votó a favor.

Durante los últimos años, el apoyo a la eutanasia marcaba entre el 60 y el 70% en las encuestas, con un fuerte apoyo del espectro político más progresista, pero también entre la oposición.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar