Especiales

Reinaldo Bolívar, sobre elecciones en EE. UU.: otro gobierno no significa cambios hacia Venezuela

De resultar electo Joe Biden, solo habrá un cambio en la retórica del discurso, sostiene el investigador del Centro de Saberes Africanos de Venezuela, pero aclara que aún no hay nada definido y si repite la historia reciente, Donald Trump podría ganar la reelección como lo hicieron Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama.


Las miradas del mundo están puestas en las elecciones presidenciales de Estados Unidos (EE. UU.), a realizarse este martes 3 de noviembre. A propósito, el exviceministro de Relaciones Exteriores de Venezuela para África (2005-2017) ​y presidente-fundador del Instituto de Investigaciones Estratégicas sobre África y su Diáspora, Reinaldo Bolívar, asegura que otro gobierno en el país norteamericano no necesariamente significará un cambio en la política internacional y especialmente, hacia Venezuela.

“Un nuevo gobierno en EE. UU. no va a significar ningún cambio, ya que los republicanos continuaron la política internacional de Barack Obama, quien es demócrata y es quien hace el decreto extraordinario que declara a Venezuela una amenaza inusual y el Sr. Donald Trump se encarga de aplicarlo, lo cual demuestra una continuidad en la política internacional de EE. UU. Esto es importante decirlo, de hecho, el candidato Joe Biden fue vicepresidente de Obama por ocho años; así que si pueden haber cambios es en la retórica del discurso, porque el de Trump es fuerte, pegador, provocador y acusador; mientras que el del Biden es más calmado”, expuso.

—¿Eso quiere decir que gane quien gane, el gobierno estadounidense seguirá desconociendo a Nicolás Maduro y por ende, el resultado de las elecciones parlamentarias en diciembre?

—EE. UU. ya tiene ese desconocimiento previsto, porque sabe que el proceso se va a dar, pero lo que más le preocupa es la capacidad de movilización que haya para esas elecciones, porque en la medida que haya una gran votación y menos abstención eso será imposible de ocultar como ocurrió en Bolivia y Chile, y si en Venezuela sale a votar un 80% o 90% de la población, daremos el mensaje de que sea quien sea quien resulte electo en el Parlamento, así lo escogimos los venezolanos.

—Adicional a ese desconocimiento de las parlamentarias, el gobierno estadounidense amenaza con implementar más sanciones…

—Trump no ha hecho intervenciones militares en su gobierno, él ha optado por otra estrategia que es la de las sanciones y el bloqueo económico; la ha usado contra Rusia, Irán, China y contra Venezuela ha sido bastante fuerte el cerco económico; primero contra autoridades encargadas de la economía o quienes tienen la firma por ejemplo para mover nuestro dinero en el exterior para comprar medicinas, alimentos, insumos, etc. Luego vino el bloqueo a las propiedades venezolanas en el exterior como Citgo y ahora a los movimientos de la industria petrolera venezolana que le impide exportar petróleo o importar gasolina, por lo cual Venezuela ha tenido que recurrir a aliados como Irán, lo cual afecta a la población venezolana y sabemos que todavía pueden venir más sanciones, de hecho ya han estado amenazando con bloquear lo que es el diésel y gasoil que mueve gran parte de nuestra economía, las gandolas, los camiones, las plantas eléctricas, entonces ellos están escalando ¿para qué? Para que el pueblo venezolano se sienta acorralado y diga que ‘tenemos que cambiar de sistema de gobierno para que nos dejen tranquilos’, es como colocarte la bota sobre el cuello e ir asfixiándote hasta que pidas clemencia.

—¿Es Nicolás Maduro la piedra en el zapato? o ¿Considera que hay un interés más allá de EE. UU. para mantener esa posición?

—Lo principal son los recursos naturales de Venezuela, no solamente el petróleo, también los minerales, el agua dulce, el gas, además de la posición estratégica de Venezuela en el continente, ya que es la entrada a América del Sur y la principal costa caribeña; desde Venezuela se puede controlar a todo el Caribe y el sur, puedes hacer proyectos de infraestructura, comunicacionales y bases militares.

»Y también hay un elemento de venganza contra Venezuela; desde cuando el presidente Hugo Chávez pone en otro plano las relaciones con EE. UU. y les dice: mira me relaciono contigo, pero también con otros países como Rusia, China, Irán, con el mundo africano y asiático, eso les molestó y por eso su empeño de eliminar este tipo de gobiernos que son incómodos para ellos.

—¿Cuál es la importancia de estas elecciones en EE. UU. para Latinoamérica? Considerando además los actos de racismo que se han registrado en EE. UU. en los últimos meses contra la comunidad afrodescendiente.

—Hay un elemento interesante y es el contexto en el cual se están dando después de una violación a los Derechos Humanos, sobre todo hacia los afrodescendientes. Hay un gran descontento que ha intentado silenciar el gobierno de EE. UU., pero todos los días hay manifestaciones en más de 150 ciudades que están pobladas además de afrodescendientes, de personas procedentes de nuestra América Latina, el Caribe y por eso ya está dicho que para el año 2050, la población blanca, caucásica, pasará a ser menos del 50% de la población de EE. UU. y por tanto, la comunidad negra, los emigrantes de Asia, África y América serán la mayoría, la cual si se va coordinando como pareciera cada día más a raíz de la muerte de Joy Floyd, podría llegar a tomar el poder político del país.

»Por eso esa necesidad del gobierno de EE. UU. de evitar que se reformen las leyes y la Constitución, para que todo siga igual y esa comunidad de emigrantes no se convierta en mayoría, ya que desplazarían del poder a los blancos caucásicos.

————————–

La Frase:                          

“Donald Trump ha sido un gobernante confrontador con el gobierno de Venezuela y ha seguido el legado de Obama a pesar de este ser este demócrata”.

Etiquetas
Mostrar más

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar