Deportes

Maradona ganó otra batalla en el quirófano

Los excesos y las adicciones fueron el origen de las emergencias de salud del capitán emblemático de la selección de argentina.


El legendario astro deportivo argentino Diego Maradona sigue convaleciente de la operación de un hematoma en la cabeza, cuya extracción exitosa causó alivio al mundo del fútbol, aunque aún se espera la evolución satisfactoria de su salud.

Cinco días después de festejar su 60ª cumpleaños, el capitán histórico y emblemático de la selección argentina tuvo primero que ser hospitalizado el lunes en La Plata, al sur de la capital, y luego trasladado de urgencia el martes hasta el quirófano de un sanatorio de Olivos, al norte.

Diego va seguir en observación. Se pudo evacuar el hematoma de manera exitosa. Diego toleró bien la cirugía. Está bien y controlado, anunció Leopoldo Luque, su médico personal y uno de los cirujanos.

La intervención duró una hora y 20 minutos. Mientras el DT de Gimnasia y Esgrima La Plata estuvo en la sala de operaciones, decenas de hinchas sufrieron, rezaron y dejaron mensajes de aliento a su ídolo en la puerta del sanatorio.

Su abogado personal Matías Morla ratificó el éxito de la cirugía.

Me comuniqué con las autoridades de la Clínica Olivos. Diego está bien y sigue su recuperación, publicó este miércoles por la mañana.

Preocupación y desmentidas

Uno de los aficionados, Oscar Medina, dijo a la AFP: «Una vez más la salud le jugó una mala pasada pero tiene anticuerpos para recuperarse con el apoyo del pueblo».

En las paredes del frente del edificio los hinchas desplegaron grandes banderas con su imagen y las leyendas «¡Fuerza Diego!«, entre otras.

El jugador que fue un artista y mago con la pelota tuvo cinco hijos, dos de ellas, Dalma y Gianinna, con su exesposa Claudia Villafañe.

Ambas están disconformes con las personas del entorno de su padre, pero aunque un rumor indicaba que buscaban la tutela de su padre, Dalma lo negó tajantemente.

Qué miserable tenés que ser para inventar alianzas y pedidos de tutela, ¿es mucho pedir que no hablen en nombre de mi hermana y mío cuando nosotras jamás dijimos qué íbamos a hacer?, se descargó Dalma en redes sociales a la vez que agradeció el apoyo de los fanáticos.

Ambas lo visitaron en la clínica. «Acabo de salir de la clínica y sólo quiero agradecerles a todos las muestras de amor constantes para mi papá, para mi hermana y para mí, gracias a todos los que rezaron por él», agregó Dalma.

Sus otros hijos, de relaciones extramatrimoniales, son Jana, de 24 años, Diego Junior, de 34 años, y Diego Fernando, de siete.

Jana le cultiva una huerta orgánica en el parque de la casa para que el «Pelusa» pueda alimentarse de manera más sana.

Morla, asegura que hay al menos otros tres hijos en Cuba, aún no reconocidos.

El 10 en los quirófanos

Maradona ha pasado más de una ocasión por quirófanos, algunas veces en situaciones dramáticas. Su vida corrió peligro por dolencias cardíacas y respiratorias en 2000 y 2004. No hace mucho lo operaron de una rodilla en el mismo sanatorio privado.

Los excesos y las adicciones fueron varias veces el origen de sus emergencias de salud. Últimamente no se lo veía bien, sufría malestares e incluso mareos que podrían haber sido causados por el edema.

Nadie lo vio bien cuando se le hizo un homenaje por su cumpleaños el viernes, cuando se presentó sorpresivamente en el estadio de Gimnasia.

Caminaba con dificultad y se marchó antes de que el «Lobo» platense goleara 3-0 a Patronato, en el retorno del fútbol local tras ocho meses de paro por la pandemia.

El COVID-19 fue motivo también de que Maradona tuviera que permanecer confinado en su casa al ser paciente de riesgo.

Pero en el estadio del «Lobo» lo recibieron con abrazos y besos que no resultaron convenientes por su estado.

«Lo tienen que cuidar más y poner límites», declaró Fernando Signorini, quien fue su entrenador personal durante varios años.

Súbito diagnóstico

El lunes tuvieron que hospitalizarlo para realizarle exámenes y apareció la imagen del hematoma en una tomografía.

La operación por el hematoma consiste en una incisión pequeña para drenar la sangre, había explicado el neurocirujano Raúl Matera.

La sangre forma un coágulo entre el cerebro y el cráneo. Si crece puede discapacitarlo e incluso poner en peligro la vida del paciente.

Hace años que Maradona pudo superar la adicción a las drogas duras, aunque sigue consumiendo alcohol y está medicado con tranquilizantes y ansiolíticos.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar