Internacionales

EE.UU.|Funcionarios electorales alarmados por amenazas

En Atlanta, unos 100 partidarios de Trump gritaban lemas afuera de la Arena State Farm mientras proseguía el escrutinio.


Las autoridades electorales de Estados Unidos manifestaron su preocupación por la seguridad de todo su personal ante las protestas y amenazas esgrimidas por seguidores del presidente de EE.UU., Donald Trump, quien ha exacerbado los ánimos de algunos sectores por sus acusaciones sin pruebas de un supuesto fraude en la contienda comicial.

Sus seguidores  han realizado protestas a las afuera de diversos recintos electorales para desacreditar el proceso de escrutinio que muestra a Joe Biden a la cabeza o ganando terreno, reseña la agencia AP en nota publicado en su sitio web.

«Puedo decirles que mi esposa y mi madre están muy preocupadas por mí», declaró Joe Gloria, secretario del condado Clark, en Nevada, que abarca Las Vegas,  y explicó que su personal tuvo que reforzar la seguridad y da seguimiento a vehículos que entran o salen de las oficinas electorales.

Sin embargo, hizo la salvedad de que nada hará que él y otros funcionarios dejen de «cumplir su deber y cuenten las papeletas».

Grupos de simpatizantes de Trump se han reunido en centros de tabulación de votos en Phoenix, Detroit y Filadelfia para desacreditar los escrutinios. Aunque las protestas no han sido violentas o muy grandes, las autoridades locales estaban angustiadas y preocupadas frente a las incesantes acusaciones.

La fiscal general de Michigan, Dana Nessel, pidió por medio del Twitter que «paren las llamadas de acoso y las amenazas» contra su personal.

«Pedirles que se metan los marcadores Sharpie en lugares incómodos nunca es apropiado y constituye un comentario triste sobre el estado de nuestra nación», aseveró Nessel, en referencia a una falsa teoría de que se solicitó a los partidarios de Trump llenar las boletas electorales con los marcadores de esa marca y no con bolígrafos ordinarios para impedir que las máquinas pudieran contar sus votos.

La secretaria de Estado de Arizona, Katie Hobbs, por su parte, en declaraciones a CNN, dijo que su principal preocupación era la seguridad del personal, aunque la policía estaba brindando protección.

Asimismo, señaló que los manifestantes estaban «causando demoras e interrupciones e impidiendo a los empleados hacer su trabajo».

Este jueves, unos 100 simpatizantes de Trump se reunieron frente al centro electoral del condado Maricopa en Phoenix.

Las autoridades instalaron barreras para crear una «zona de libre expresión» y mantener abierta la entrada al edificio. La multitud coreaba «Cuenten los votos» y «Cuatro años más», al tiempo que se quejaba del proceso de votación.

En Atlanta, unos 100 partidarios de Trump gritaban lemas afuera de la Arena State Farm mientras proseguía el escrutinio. Varios policías de Atlanta vigilaban el lugar.

En Detroit, algunas docenas de simpatizantes de Trump se reunieron el jueves en la mañana afuera del centro de convenciones de la ciudad cuando los empleados electorales contaban las boletas enviadas por correo.

Los manifestantes sostenían carteles que decían «Paren de robar» y «Paren de engañar».

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar