Especiales

Diabéticos con COVID-19, más propensos a morir

De acuerdo con el endocrino Arnaldo Acosta, el porcentaje de muerte de un paciente que ingresa al hospital con COVID-19 y tiene la glicemia elevada, puede llegar al 41,7% o 42%.


En los pacientes diabéticos el sistema inmunológico está deprimido y, por ende, a diferencia de una persona sana, son propensos a contagiarse de cualquier enfermedad fácilmente.

En este sentido, de acuerdo con el médico endocrino Arnaldo Acosta, el diabético es más susceptible de contraer la COVID-19 y demás infecciones que una persona con un sistema inmune perfecto rara vez contrae.

No obstante, destacó que con el coronavirus la situación de contagio es igual para todos. “Los últimos estudios han demostrado que la posibilidad que tienen los pacientes diabéticos de contagiarse no es superior a la de la población general y esto no quiere decir que su sistema inmune haya mejorado, lo que pasa es que esta infección es tan virulenta que indiferentemente de si la persona tiene o no un sistema inmune excelente, contagia a todos por igual”, expuso.

En todo caso, el doctor Acosta explicó que la diferencia radica en los resultados que se obtienen con un paciente que no tiene factores de riesgo o que presenta una patología que le disminuye su sistema inmunológico como el caso del diabético.


Dr. Arnaldo Acosta: “El paciente que es diabético tipo 2 debe tomarse la glicemia de una vez a cinco veces por semana, y si es tipo 1, debe hacerlo todos los días, mínimo dos glicemias diarias”.

—¿Cómo mantener ese control en estos tiempos?

—Actualmente estos pacientes están haciendo lo que pueden y eso repercute en el control metabólico que van a tener, no por desobediencia, sino porque tampoco cuentan con los recursos económicos para costear una consulta privada ni los medicamentos o si los tienen, no se consiguen.

—Esta situación da para pensar que la cifra de pacientes diabéticos en el estado puede haber aumentado…

—Afirmar si hay más o menos pacientes diabéticos sería una especulación, porque desde hace años en Venezuela no se publican las cifras de enfermos ni de mortalidad por ninguna patología. Además, en este 2020 no hemos hecho consultas hospitalarias y en la parte privada, los pacientes cada vez asisten menos, así que no tenemos registro de nada y no sabemos cómo están.

»Pero lo que sí puedo decir con respecto a la parte de atención al diabético y demás enfermedades es que la pandemia ha matado a más gente que lo que han hecho las otras afecciones, ya que los pacientes que se veían en los hospitales actualmente son del terreno de nadie, porque primero evitan acudir a ellos por temor a contagiarse de COVID-19 o que si presentan algún cuadro de gripe, los tomen como casos sospechosos y los aíslen, dejándolos con la preocupación de quién llevará el sustento a sus hogares; entonces personas que, por ejemplo, sienten un dolor torácico, que a lo mejor es un infarto, no van a estos centros asistenciales y fallecen en sus casas o llegan a la emergencia ya muriendo y si sobreviven, lo hacen con las complicaciones más severas de la enfermedad.

—Entre tanto, ¿qué pueden hacer estos pacientes?

—Evitar salir de sus hogares y cuando lo hagan, usar el tapaboca y la máscara facial; lavarse las manos al llegar y con frecuencia; mantener la comunicación con su médico para ajustar las dosis; seguir una dieta saludable que para los pacientes diabéticos se caracteriza por consumir ensaladas, evitar los dulces, refrescos y las frituras (lo ideal es que sean asesorados por el nutricionista y endocrinólogo); cuidarse los pies; usar técnicas de relajación y evitar saturarse de noticias, ya que estas los alteran y esto les sube la glicemia; hacer ejercicios (flexión, extensión y caminata) durante al menos 30 minutos, unas 3 0 4 veces por semana, siempre y cuando la glicemia la tengan por debajo de 180, si es superior, la actividad física más bien puede contribuir a que se descompense.

»No nos podemos quedar cruzados de brazos, tenemos que usar lo que tenemos a la mano en beneficio del paciente, quien no va a estar tan bien como quisiéramos, pero tampoco va a estar mal como lo estaría si no se controla.


La frase:

En esta época de pandemia, los diabéticos tienen que cuidarse al máximo,

Arnaldo Acosta.
Etiquetas
Mostrar más

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar