Sucesos

Mauroa asediada por sicarios y extorsionadores

En el caso de las extorsiones, diversos reportes indican que se han intensificado. Los perpetradores hostigan y amenazan a los comerciantes enviándoles fotos.


En el municipio Mauroa, los homicidios aparentemente con encargo, están a la orden del día, según las circunstancias de los cinco hechos de sangre que han dejado siete víctimas, entre el 7 de julio y 7 de noviembre.

El de Ismael Antonio Chuello Castro, de 26 años, cometido en un kiosco en la calle La Paz, el 7 de julio, fue el primero, también atribuido a sicario que se movilizó en una moto negra, aunque este caso habría tenido que ver con represalias a partir de unas detenciones por aprovechamiento de un celular robado.


Ese mismo mes, jueves 23, el vigilante de la granja Grusaca, Néstor Enrique Ferrer Baptista, de 66 años, dormía en una hamaca en su casa cuando desde afuera, un pistolero lo asesinó huyendo del lugar ayudado por un motorizado.

El 25 de agosto, José Gregorio Berti Mavarez, de 32 años, estaba conectado al WIFI de una vivienda en el sector Las Cruces, cuando dos hombres salieron del monte y tras robarle el celular, lo asesinaron a tiros.

Meses después, el 6 de octubre, un familiar suyo Ángel Rogelio Soto Romero, de 66 años y el hijo de este, Ángel David Soto Mavarez, de 29 años, fueron acribillados a tiros dentro de un camión Mercedes Benz, en la Curva La Perra.

El doble homicidio más reciente es el de Víctor José Martínez Pineda, de 35 años, comerciante que se había ido del municipio Mauroa por estar siendo extorsionado por bandas que operan en la zona. Regresó hace poco de Barquisimeto, acompañado de Yohander Antonio Pichardo, de 39 años, con quien estaba la tarde-noche de este sábado que dos sicarios los acribillaron a tiros en su casa en el sector La Chamarreta.

Víctor, que estaba con su familia y tenía a su hijo en brazo, al escuchar los disparos contra su amigo Yohander, se lo entregó a su esposa y corrió a ocultarse en el baño, pero uno de los sicarios lo siguió y asesinó.

Los siete homicidios cometidos este año en el municipio Mauroa, han sido con armas de fuego. Sicariato y ajuste de cuentas han sido los móviles principales de los caso.

En el caso de las extorsiones, diversos reportes indican que se han intensificado y que los perpetradores hostigan y amenazan a los comerciantes enviándoles fotos de los negocios, en señal de hacerles saber que los tienen vigilados y que procederán en consecuencia si no “colaboran” aportando sumas de dinero, principalmente divisas.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar