Internacionales

Eta se degrada a tormenta tropical

Se prevé así que Eta toque tierra este 12 de noviembre en Florida con vientos de máximo 118 kilómetros por hora.


Este miércoles 11 de noviembre, el fenómeno meteorológico que había recuperado la categoría de huracán 1, pasó de nuevo a tormenta tropical tras alejarse del occidente de Cuba y avanzar en dirección al área costera de Florida, Estados Unidos.

Aunque se debilitó, varios condados del «estado del Sol» siguen en alerta. Tras su paso por Centroamérica, Eta dejó decenas de muertos, miles de damnificados y cuantiosas pérdidas materiales.

Como pronosticó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por sus siglas en inglés), Eta se debilitó nuevamente este 11 de noviembre, luego de que en horas de la mañana el fenómeno recuperara la asignación de huracán categoría 1.  

El fortalecimiento momentáneo de Eta se produjo luego de que se alejara del occidente del territorio cubano y avanzara rumbo a las costas estadounidenses. Ahora, la degradación se reporta mientras se acerca a la costa central del oeste de Florida.

Foto / Cortesía

Más temprano y a través de su cuenta oficial de Twitter, el NHC advirtió sobre el pronóstico de registro de marejadas ciclónicas en Florida

Aunque el NHC había proyectado la entrada a tierra de Eta por el noroeste, un giro de último momento hacia el este sorprendió a la Bahía de Tampa, que comprende los condados de Pinellas, Hillsborough y Pasco, poblados que se alistan para recibir los vientos y lluvias que trae consigo el fenómeno. 

Se prevé así que Eta toque tierra este 12 de noviembre en Florida con vientos de máximo 118 kilómetros por hora.

Las costas de Florida enfrentan «las múltiples amenazas de un huracán o tormenta tropical que toca tierra», dijo este miércoles Dennis Feltgen, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional, quien resaltó en ese pronóstico las fuertes lluvias, la marejada ciclónica y los posibles tornados que traería consigo Eta. 

«Uno es, por supuesto, el viento, que podría tener como mínimo ráfagas con la fuerza de un huracán, y vientos sostenidos con fuerza de tormenta tropical. Eso es suficiente para causar algún daño», dijo el experto en declaraciones recogidas por Reuters. 

Ante la inminencia del paso de la tormenta, Ron DeSantis,  gobernador de Florida, incluyó a una veintena de condados en su orden ejecutiva en la que había declarado el pasado sábado el estado de emergencia para otros ocho territorios del sur.

DeSantis solicitó además, en una carta dirigida al presidente Donald Trump, que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) declarara el estado de emergencia para esos condados con el fin de movilizar recursos ante el posible embate de la tormenta. 

Foto / Cortesía

La huella de destrucción provocada por Eta en Centroamérica 

Tras su paso por naciones como Nicaragua, Guatemala, Costa Rica y Panamá, Eta dejó cuantiosas pérdidas materiales, calles inundadas, estructuras devastadas, miles de evacuados y decenas de muertos. 

Cuando conservaba la potencia de un huracán de categoría 4, Eta tocó tierra el 3 de noviembre en la costa nicaragüense, con vientos sostenidos de hasta 220 kilómetros por hora. 

Ante la gravedad de la devastación, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) anunció el 10 de noviembre la donación de un millón de dólares para atender los daños y brindar ayuda a los afectados en Nicaragua y Honduras. 

Entre tanto, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, decretó el Estado de Emergencia con el objetivo de agilizar el desarrollo de las labores de reparación de las estructuras derribadas por la potencia del fenómeno.  

Solo en territorio costarricense, se estima que las intensas lluvias provocaron inundaciones que motivaron la evacuación de al menos 2.056 personas a los refugios temporales habilitados para atender la emergencia en puntos como Guanacaste, en esta nación en la que tres comunidades quedaron aisladas y tres diques colapsaron. 

Foto / Cortesía

A causa de «complicaciones en el terreno», los organismos de emergencia que adelantaban el rastreo de los cuerpos sepultados en Guatemala, luego del registro de varios deslizamientos, anunciaron la suspensión de las labores. 

De acuerdo con lo indicado por David de León, portavoz de los entes de socorro guatemaltecos, no seguirán buscando sobrevivientes en aldea Quejá, en el departamento de Alta Verapaz, debido a que las condiciones de la zona aún son inestables. 

Por su parte, las autoridades de Honduras elevaron este martes a 58 la cifra de muertos relacionados con las lluvias que han afectado a más de dos millones de ciudadanos. 

Marvin Aparicio, jefe de Comando de Incidencias de la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), señaló que el número de fallecidos por el paso del fenómeno en la nación se elevó a 58, luego de que los socorristas encontraran otro cadáver.  

En territorio hondureño han sido evacuadas más de 45.000 personas que habitaban en las zonas que Eta dejó completamente inundadas. Hasta que puedan ser nuevamente habilitadas las áreas sumergidas, los damnificados permanecerán en los 446 albergues dispuestos por el Gobierno.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar