FalcónGenerales

Aumento salarial es aplicable al sector privado

El abogado expresó que el salario mínimo debería cubrir las necesidades básicas de los empleados, situación que no se evidencia en el actual ajuste.   


En el mes de noviembre, la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre) decretó el salario mínimo en el sector público de Bs. 1.200.000. En este contexto el abogado especialista en materia laboral, Guillermo Aponte expresó que el fenómeno de hiperinflación nacional impide que este nuevo aumento pueda dar un alivio al bolsillo a los trabajadores.  

Aponte, en su análisis expresa que el ajuste al salario mínimo, que en principio fue diseñado para el sector público, es aplicable para el sector privado, como suele anunciarse por parte del gobierno.

Foto / Cortesía

Indicó que el instrumento es adaptable a ambos sectores, en virtud de que la Constitución Bolivariana establece la no discriminación de los trabajadores, «e impone el pago del salario mínimo, -desarrollado por la Ley Orgánica del Trabajo- como una obligación de ley estableciendo la obligación de cancelar la retribución sin distinción, sea del público o privado, en consecuencia el decreto siempre va a venir dado como un mandato de establecimiento para todos los trabajadores», recalcó.

Se suprimió las diferenciaciones

El abogado especialista en materia laboral, narró que la ley vigente del trabajo del 2012 suprimió definiciones y diferenciaciones que hacia la norma respecto a empleado y obrero, trabajadores del sector público y privado.

«Toda vez que la LOT no es el instrumento por excelencia que rige los aspectos relacionados con lo funcionarial, puesto que el sector público se rige por la Ley del Estatuto de la Función Pública, esencialmente y todas las disposiciones legales especiales, dependiendo del ramo de actividad u organismo del cual se trate la prestación del servicio público, pero ya no hay discriminación por lo tanto cuando se decreta el ajuste o fijación del salario, o cualquier tipo de mejora al trabajador, aun cuando esta sea pírrica, se hace extensivo para ambos sectores, ¡ese es el deber ser!», apuntó.

Aponte, señaló que el Gobierno no puede en este momento estar realizando distinciones, expuso que la última medida con la declaratoria del ejecutivo con relación al sector público,  fue el ajuste de la tabla de sueldos de la administración pública en los grados y pasos, y la jerarquización de los funcionarios que presta servicio en los diferentes órganos de administración central y descentralizada en todas sus modalidades. 

Distorsión económica

El profesional indicó que la hiperinflación nacional ha estado trayendo desajustes en la economía nacional, conllevado una rotunda distorsión económica.

«Un millón doscientos mil bolívares no alcanza ni para un kilo de queso, y eso lo tenemos claro todos los que tenemos que enfrentar diariamente el asunto relacionado a la especulación, alza de precios exorbitantes y las políticas erráticas llevadas por el gobierno nacional, que no asume la responsabilidad de atacar este fenómeno con medidas de impacto y choque, que son las únicas que pueden aliviar y curar el mal endémico que sufre la economía venezolana” destacó.

Recalcó que los aumentos que se han realizado en Venezuela, no han sido cónsonos con la realidad país, por lo que algunos miembros del sector privado, principalmente los que pertenecen al sector comercial ofrecen salarios en divisas para captar o mantener a sus trabajadores.

Acotó que en la actualidad, la canasta básica supera los Bs. 34.000.000, el cual el reciente ajuste no representa mayor mejoría en las condiciones socioeconómicas de los trabajadores públicos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar