Sucesos

Cuatreros dejan al borde de la muerte a ganadero en Jacura

Una cortada en la cabeza y un golpe con objeto contundente que le fracturó el cráneo, recibió la noche de este jueves el ganadero Pedro Jiménez al ser sometido por cuatreros que entraron a robar a su finca. Su pareja, a pesar de ser golpeada, protagonizó un insólito escape.


El ganadero Pedro Jiménez, de 58 años de edad, convalece en la clínica Metropolitana en la localidad de Naguanagua, en Valencia, estado Carabobo, tras haber sido atacado por cuatreros que entraron a robar en su finca ubicada en el sector Cogollal, vía las minas de Riecito, municipio Jacura, costa oriental del estado Falcón, hecho ocurrido pasadas las ocho de la noche de este jueves 12 de noviembre.

Pedro estaba descansando, viendo televisión, cuando a eso de las 8:30 de la noche, escuchó a los perros ladrar en el área del corral de chivos, por lo que creyendo fuera algún animal, salió a espantarlo. No obstante, eran cuatro delincuentes que se disponían a cometer un robo.

Le fracturaron el cráneo

El ganadero, quien según su hijo Pedro “Califa” Jiménez es muy activo y fuerte, comenzó a forcejear con uno de ellos, pero pronto se vio superado en número. Ya eran al menos tres delincuentes con los que luchaba, disputa durante la cual recibió una cortadura con arma blanca en la cabeza y posteriormente un golpe contundente con un palo o tubo que lo hizo desvanecer con una severa fractura craneal.

Al percatarse de que su pareja demoraba, Maira Martic salió del cuarto y acompañada de una nieta salió al corral siendo abordada, a poco de llegar, por uno de los cuatreros que arremetió a golpes contra ella, la arrastró por el piso, al tiempo que la amenaza con un cuchillo y manifestaba que la violaría, incluso a la nieta que la acompañaba. Durante el forcejeo ella logró quitarle la capucha y reconocer a uno de los delincuentes.

Escape milagroso

Indignada por ver a Pedro Jiménez en el suelo, como muerto, la mujer se armó de valor y tras propinarle un golpe en el estómago al cuatrero lo dejó retorcido, aprovechando el instante para escapar gritando, pidiendo ayuda. Ante este escenario en el que la mujer advertía lo que estaba corriendo, los delincuentes abandonaron la finca, dando por muerto al ganadero.       

Rato después, Maira volvió a la finca acompañada de al menos tres obreros de la zona, quienes al percatarse que Pedro Jiménez seguía con vida, procedieron, en su misma camioneta, a pesar de accidentada, a trasladarlo hasta el ambulatorio de Yaracal, en el municipio Cacique Manaure.

Dada la gravedad de la lesión y al no contar con los equipos para la atención, la familia lo trasladó hasta el Hospital Doctor Lino Arévalo de Tucacas, pero ante las mismas circunstancias, lo refirieron al Hospital Doctor Prince Lara de Puerto Cabello. Finalmente lo trasladaron a la clínica en Valencia.

Al quirófano, la tarde de este viernes

Pedro Jiménez tiene el cráneo fracturado y deformado como consecuencia del golpe recibido con un objeto contundente. Pasadas las tres de la tarde de este viernes, su hijo de igual nombre, informó que estaba entrando el quirófano para ser sometido a una cirugía craneoencefálica para evaluar la magnitud de traumatismo y a la vez tratar de reducir el impacto del edema, así como deshinchar el cerebro, para lo cual cortaría una trozo de hueso del cráneo para abrir espacio, liberar presión y que progresivamente con el tratamiento el cerebro fuera deshinchándose.   

Rechazan acción criminal

 Lo ocurrido al ganadero Pedro Jiménez fue inmediatamente condenado por la Asociación de ganaderos de Yaracal (Asogayar) y Agricultores y Ganaderos Unidos en la Producción Agraria (Asogadbo) quienes rechazaron de manera enfática el sucesos que tildaron de cobarde, por quebrantar las familias de tan importante sector productivo del estado, como es el ganadero.

El robo, delito de alta incidencia en fincas apunta a ser el móvil del suceso que tiene consternada a la colectividad de la costa oriental falconiana, especialmente a los productores ganaderos que han venido siendo azotados por bandas dedicadas al abigeato.

La delegación municipal Tucacas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) inició las investigaciones en torno al hecho de sangre que es condenado por el sector ganadero y productor que durante estos últimos años han sido severamente golpeados por bandas de cuatreros, en razón de lo cual viven exigiendo mayor vigilancia y conformación de brigadas especiales para combatir los delitos en estas zonas rurales.

Ambas asociaciones, así como Pedro “Califa” Jiménez, hijo del agraviado, se han unido en cuanto a una solicitud de ayuda para cubrir los gastos que generará la intervención como recuperación del ganadero, datos expresos en el flyer que acompaña esta nota.

Estos son los datos mediante los cuales, familiares piden ayuda para poder costear los gastos operatorios y de recuperación del ganadero. Foto: Cortesía
Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar