Especiales

Maracaibo da un paso hacia adelante en ciclovías

Mediante un decreto, la alcaldía convirtió el bulevar 5 de Julio en una ciclovía para el disfrute de propios y visitantes, de lunes a sábado, de 5:00 de la tarde a 7:30 de la noche.


Desde el pasado 12 de octubre, Maracaibo, en el estado Zulia, pasó a ser uno de los municipios pioneros en habilitar ciclovías en Venezuela. Esto a raíz del “boom” que ha significado el uso de la bicicleta durante la pandemia del coronavirus.

Así lo destacó la presidenta del Instituto Municipal de Deporte y Recreación (Imdeprec), Heidi Molero: “Sobre todo a partir de junio, julio, los ciudadanos comenzaron a sacar sus bicicletas y patines para hacer uso de unas vías en la ciudad que la alcaldía ha venido recuperando para hacer ejercicio y su esparcimiento, y por supuesto había que apoyar esta iniciativa popular y regularla para cuidar la vida de todos”, aunque aclaró que desde el año pasado la alcaldía viene trabajando en una Ordenanza sobre Convivencia Ciudadana y Derecho a la Ciudad que promueve, entre otras cosas, el respeto hacia el peatón y el ciclista.

“Es una ordenanza bien completa y estamos convencidos de que todos podemos convivir y disfrutar de los espacios en común, por eso estamos montados en una campaña de educación ciudadana relacionada con el tema de las sanciones para quienes cometen faltas contra los peatones, ya que creemos que hacen falta más ciudadanos conscientes que funcionarios sancionando”, expuso.

Decreto de convivencia ciudadana

Pero como aprobar este instrumento lleva su tiempo, el alcalde Willy Casanova firmó un decreto de convivencia ciudadana que convierte al bulevar 5 de Julio en una ciclovía recreativa desde la avenida El Milagro hasta la plaza Indio Mara (10 kilómetros de trayectoria entre ambos sentidos), un circuito que atraviesa la ciudad de este a oeste.

“Tras el impresionante resultado que arrojó la consulta pública de la ordenanza de convivencia ciudadana que realizamos el pasado 20 de septiembre en el Jardín Botánico, donde entre otras cosas, le preguntamos a la gente si estaba de acuerdo con el uso de la bicicleta como medio de transporte, el alcalde dijo que teníamos que responder muy rápido y como la ordenanza se lleva un receso más largo, decidió caerle adelante con el decreto que lo podía firmar él de una vez y tiene efecto inmediato”, destacó Molero.

Avances: Actualmente la municipalidad trabaja en fortalecer a los guardianes de la ciclovía y regular los espacios publicitarios. Foto/ Cortesía

El decreto tiene una validez por seis meses prorrogables por seis meses más; “en febrero evaluaremos lo que vamos a hacer, pero la experiencia de otros países con ciclovías nos dice que una vez que se abren estos espacios, se mantienen y se abren más”, acotó.

En este sentido, fue autorizado el cierre de la avenida 5 de Julio de lunes a sábado, de 5:00 de la tarde a 7:30 de la noche, así como el cierre de 23 de las 28 intersecciones que tiene el bulevar (3F, 4, 15, 72 y la Baralt), donde hay paso regulado para atravesar de norte a sur y de sur a norte a la ciudad.

“Al principio fue un poco complicado, porque los ciudadanos aún no entendían cómo era el mecanismo, acá nosotros tenemos cierto nivel de hostilidad para conducir, pero poco a poco ya se han ido adaptando”, indicó Molero, quien asegura que cada semana son más los ciudadanos que se incorporan a esta ciclo rueda, porque “hay un gran ambiente, pueden disfrutar de la ciudad y la sensación de libertad y seguridad es invaluable”, acotó.

Guardianes de la ciclovía

Un total de 120 funcionarios de diferentes cuerpos policiales prestan el apoyo a lo largo y ancho de este bulevar, pero en un futuro cercano lo que buscan es que sean los guardianes de la ciclovía quienes se encarguen de velar por el buen funcionamiento de estos espacios en materia de seguridad, primeros auxilios y auxilio mecánico.

“Arrancamos un ciclo de formación para los guardianes de la ciclovía que duró un mes y a finales de noviembre iniciamos la segunda cohorte, porque la idea es dejarlos a ellos solos allí tal y como funciona en otros países, y así desocupar a los funcionarios policiales que nos están apoyando allí actualmente; estamos en esa transición”, informó.

Molero destacó que han escuchado las experiencias de los organizadores de las más importantes ciclovías recreativas que existen en el continente americano, como la de Santiago de Chile, que comenzó con 4 kilómetros y hoy en día suma 34 kilómetros con 40.000 usuarios; “se cierra todos los domingos desde las 7:00 am hasta las 2:00 pm y funciona a la perfección con apenas dos paramédicos de guardia; ellos no necesitan ni siquiera personal de limpieza para recoger la basura porque cuando abren el paso vehicular no hay nada que recoger, existe la cultura, claro ellos tienen 15 años en esta práctica”, indicó.

Asimismo, han conversado con los fundadores de la ciclovía de Guadalajara en México, donde estuvo presente el coordinador de las Ciclovías de las Américas (desde Canadá hasta la Patagonia) “y lo que más me impresionó fue la de Bogotá (Colombia), con 123 kilómetros de domingo a domingo y feriados, y 2.300.000 millones usuarios según el último conteo que hicieron en octubre; es una infraestructura que ya tiene 45 años y hace 25 años el Estado la absorbió, creando incluso una especie de ministerio”.

Beneficios de las ciclovías

Durante la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incentivado el uso de la bicicleta como medio de transporte, porque además de contribuir con la salud del planeta, permite cumplir con el distanciamiento social y fortalece el sistema inmunológico, lo que reduce el riesgo de contraer enfermedades.

“Está científicamente comprobado que en las ciudades donde se realizan ciclovías recreativas disminuyen los índices de violencia y de enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión arterial, las cuales muchas veces empeoran por la mala alimentación y el poco ejercicio; así que definitivamente tienen resultados positivos tanto para la ciudadanía como para el propio Estado”, sostuvo.

Independencia y sustentabilidad

En este sentido, la alcaldía de Maracaibo, a través del Imdeprec, busca darle independencia a esta ciclovía, de manera que funcione sistemáticamente, sea sustentable en el tiempo y la gente se empodere de estos espacios para evitar que por falta de recursos en la municipalidad en un futuro, se pierda todo el esfuerzo que se está haciendo ahora.

A propósito, trabajan en la regulación de los espacios publicitarios para que con esos recursos puedan seguir invirtiendo en la ciclovía y sumando más kilómetros, comprando conos, uniformar a los guardianes e incluso pagarles un incentivo.

“Además, estamos evaluando que la razón social de las empresas que hagan publicidad en la ciclovía debe ir acorde con el bienestar y la salud, y la idea es que a parte del aporte económico que paguen a la municipalidad, ofrezcan su servicio gratuito para los usuarios como una manera de intercambio”, agregó.

Heidi Molero destacó el orgullo que desde la municipalidad y como marabinos sienten por el avance que han logrado en la materia, “allí vamos corrigiendo y fortaleciendo; realmente nos sentimos muy satisfechos de lo que hemos logrado en tan poco tiempo, trabajo que seguiremos haciendo para controlar este espacio y activar otras ciclovías de manera de seguir conectando y sumando kilómetros”, finalizó.


Otras experiencias

El  Distrito Capital es pionera en habilitar ciclovías en el país y el pasado domingo 25 de octubre la alcaldía anunció la activación del programa “Caracas rueda libre”, que involucra tres puntos de la capital: Parque Hugo Chávez, en La Rinconada; Parque Los Caobos, en Los Caobos; y Plaza Los Símbolos, donde si no tienen bicicleta, colocan a disposición en calidad de préstamo unas 300 para que puedan incorporarse a dicha actividad.


Normas de circulación en la ciclovía en Maracaibo: 

-El carril derecho es de uso de peatones, corredores y patinadores, y el izquierdo para ciclistas;

-La ciclovía es de uso exclusivo de los peatones, corredores y vehículos considerados como “ciclos”: bicicletas, patines, patinetas y monopatín;

-Se deben respetar las intersecciones y las líneas de detención;

-El ciclista debe indicar con su brazo extendido horizontalmente, la dirección en la que virará;

-No se debe conducir bajo la influencia del alcohol u otros estimulantes;

-No deben hacer piruetas o zigzagueos y evitar el uso del teléfono móvil o audífonos;

-Deben usar todos los elementos de seguridad que indica la ley (casco, rodilleras, prendas o elementos reflectivos o incandescentes, frenos en buen estado, luces delanteras y traseras, bocina y respetar la distancia de al menos 1,5 metros entre ciclos y peatones).

Etiquetas
Mostrar más

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar