Internacionales

Huracán Iota se debilita, pero el peligro persiste

El fenómeno natural pasó a tormenta tropical, sin embargo la amenaza persiste con potenciales deslizamientos de lodo e inundaciones repentinas.


La furia de Iota, que llegó a tener vientos de 260 kilómetros por hora, destrozó viviendas, colapsó el servicio eléctrico e inundó decenas de calles en el norte de Nicaragua, donde tocó tierra la noche del lunes 16 de noviembre siendo huracán categoría 4.

Este martes, el fenómeno natural se degradó y pasó a ser tormenta tropical, sin embargo la amenaza sigue presente con potenciales deslizamientos de lodo e inundaciones repentinas en zonas que aún se recuperan del impacto del huracán Eta hace dos semanas; entre ellas Puerto Cabezas, todavía parcialmente inundado.

Iota pasó también cerca de las islas colombianas de San Andrés y Providencia como huracán de categoría 5, dejando al menos una persona muerta, según información de las autoridades locales.

«Tenemos una situación crítica en Providencia», dijo este martes el presidente colombiano Iván Duque.

«Mucha gente lo ha perdido todo, hasta el 98 por ciento de la infraestructura de la isla podría quedar destruida», agregó el mandatario.

Los servicios meteorológicos anunciaron que Iota seguirá su camino a través del norte de Nicaragua y se espera que atraviese el sur de Honduras antes de desaparecer casi por completo cerca de El Salvador en la mañana del miércoles 18 de noviembre.

De las 30 tormentas tropicales que se han registrado con nombre este año, 13 han alcanzado el nivel de huracán. Se espera que la temporada de huracanes en el Atlántico termine el 30 de noviembre.

Honduras confirma un muerto tras el paso de Iota

Iota perdió intensidad, pero a pesar de ello, la llegada de la tormenta tropical a Honduras ya deja un muerto y varios sectores devastados.

Las precipitaciones se sintieron con mayor intensidad en la mañana de este martes en La Mosquita, Tocoa, La Ceiba, Tela, El Progreso, Lima, San Pedro Sula, Tegucigalpa y el occidente del país.

Cientos de personas han perdido sus hogares por la crecida de los ríos y la caída de árboles, lo que ha provocado cortes de energía y del servicio de Internet.

Según medios locales, en el departamento de Gracias a Dios, 40 viviendas fueron completamente destruidas y siete personas sufrieron heridas.

Los efectos de Iota en Guatemala

El Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología de Guatemala pronostica diferentes efectos tras el paso de la tormenta tropical. Estos pueden ser de nivel bajo, medio o alto, dependiendo de la región por donde pase Iota.

Medios locales aseguran que, si Iota pasa con la fuerza que se espera, tendría entonces un «impacto muy alto» en Izabal, Baja y Alta Verapaz, Huehuetenango, Quiché y Petén. En otras regiones como San Marcos, Quetzaltenango, Retalhuleu, Suchitepéquez y Escuintla se espera un «impacto medio».

Las zonas cerca de la costa Atlántica podrían sufrir inundaciones ya que se prevé un oleaje alto de hasta 1,2 metros de altura.

El Salvador evacúa las zonas más vulnerables

Las autoridades salvadoreñas anunciaron este martes que por lo menos 700 personas fueron evacuadas como medida de prevención por el paso de Iota.

La jefa del Gabinete del Gobierno salvadoreño, Carolina Recinos, anunció que se tiene a disposición 1.000 albergues con una capacidad inmediata para albergar a por lo menos 30.000 personas.

«Siete equipos departamentales se encuentran realizando evacuaciones preventivas en otras zonas del país, por lo que la cantidad de personas evacuadas podría aumentar», dijo Recinos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar