Internacionales

UNICEF pidió evitar «generación perdida» por COVID-19

Con motivo del Día Mundial de la Infancia, UNICEF ha publicado un informe con contundente mensaje evitar la «generación perdida» del COVID-19.


El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advirtió hoy en un nuevo informe sobre las crecientes consecuencias para los niños a medida que avanza la pandemia de COVID-19.

«Si bien los síntomas entre los niños infectados siguen siendo leves, el número de infecciones en este grupo de la población está aumentando y el impacto a largo plazo en la educación, la nutrición y el bienestar de toda una generación de niños y jóvenes puede alterar sus vidas», dijo el informe titulado: «Cómo evitar una generación perdida por la COVID-19».

Publicado antes del Día Mundial del Niño, que se celebra el viernes, es el primer informe de UNICEF que describe de manera integral las terribles y crecientes consecuencias para los niños a medida que la pandemia avanza hacia un segundo año.

«Las interrupciones en los servicios clave y las crecientes tasas de pobreza representan la mayor amenaza para los niños. Cuanto más persista la crisis (COVID-19), más profundo será su impacto en la educación, la salud, la nutrición y el bienestar de los niños. El futuro de toda una generación está en riesgo», dijo la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

Con respecto a los cierres de las escuelas, el informe dice que si bien los niños pueden transmitirse el virus entre sí y a grupos de mayor edad, existen pruebas contundentes de que, con la implementación de las medidas de seguridad básicas, los beneficios netos de mantener las escuelas abiertas superan el coste de cerrarlas.

«Las escuelas no son el principal impulsor de la transmisión comunitaria, y los niños tienen más probabilidades de contraer el virus fuera del entorno escolar», enfatizó el informe.

Utilizando nuevos datos de encuestas de UNICEF en 140 países, el informe advirtió que las interrupciones relacionadas con la COVID-19 en los servicios sociales y de salud críticos, incluida la nutrición básica, las vacunas rutinarias, la atención ambulatoria para enfermedades infecciosas infantiles, los servicios de salud materna y las visitas domiciliarias de los trabajadores sociales, plantean las amenazas más graves para los niños.

UNICEF hace un llamamiento a sus socios y a los Gobiernos para asegurar la educación básica para los niños, garantizar y aumentar su acceso a la nutrición, el agua potable, el saneamiento y los servicios básicos de salud mental y física (incluidas las vacunas), frenar el aumento de la pobreza infantil y asegurar una recuperación inclusiva para todos.

La agencia también abogó por redoblar los esfuerzos para proteger y apoyar a los niños y sus familias que viven en situaciones de conflicto, desastre y desplazamiento.

«Este Día Mundial del Niño, pedimos a los Gobiernos, los socios y el sector privado que escuchen a los niños y den prioridad a sus necesidades», dijo Fore.

«Mientras todos reimaginamos el futuro y miramos hacia un mundo pospandémico, los niños deben ser lo primero».

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar