Tendencias

Michael J. Fox: «No mueres de Parkinson, pero mueres con él»

Aquejado por Parkinson desde los 29 años, el protagonista de Regreso al futuro anunció su retiro definitivo de la actuación


Malas noticias para el mundo del cine. El actor Michael J. Fox, de 59 años, anunció su retiro definitivo de los escenarios al sufrir un deterioro de su salud. El famoso protagonista de la trilogía Regreso al futuro lo anunció al presentar sus memorias No Time Like The Future: An Optimist Considers Mortality.

«Hay un tiempo para todo, y mi tiempo de trabajar 12 horas al día y memorizar siete páginas de guión han quedado en el pasado. Al menos por ahora entro en un segundo retiro», aseguró Fox a la revista People.

Pese a este anuncio, el intérprete deja una rendija abierta a su vuelta, aunque reconoce que si es una retirada definitiva, la asumirá: «Esto podría cambiar, porque todo cambia, pero si esto es el final de mi carrera, que así sea».

El actor canadiense-estadounidense, quien tuvo su principal éxito con la saga de Regreso al Futuro, reconoció que su capacidad para memorizar los guiones está muy perjudicada: «Mi memoria a corto plazo está destruida. Siempre tuve una gran facilidad para las frases y la memorización. Y tuve algunas situaciones extremas porque en el último par de trabajos que hice, interpreté papeles con muchas palabras y tuve problemas con ambos».

Deterioro 

En su libro -que promociona a través de su Instagram @realmikejfox- el carismático actor habla de los 30 años que ha convivido con la enfermedad: «No mueres de Parkinson, pero mueres con él».

«Cuanto más tiempo lo tienes, más difícil se vuelve llevar a cabo las funciones básicas», describe en la autobiografía, donde reconoce que ya ni siquiera puede tocar la guitarra ni escribir a máquina. Estas consecuencias le han llevado a alejarse de los escenarios.

El intérprete ya había anunciado su retiro del cine hace dos décadas, cuando fue diagnosticado de Parkinson a los 29 años, pero siguió trabajando, poniendo su voz en Stuart Little o siendo el azote de Alicia Florrick en The good wife. También hizo apariciones ocasionales en películas y presentaciones especiales, invitado por otros artistas o presentadores de TV.

El popular actor empezó a convivir con la enfermedad progresiva del sistema nervioso, que, entre otras cosas, le provoca pérdidas de memoria a corto plazo. Empezó a beber y decayó su ánimo, hasta que siete años después dejó de renegar de su situación. La aceptó y siguió adelante, convirtiéndose en un firme activista en apoyo del Parkinson.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar