Sucesos

Tragedia de Jonaiker en Colombia se multiplicó en Coro

El minibús impactó contra un poste de alumbrado público y terminó volcado tras rodar varios metros.


La tragedia ocurrida el lunes 16 de noviembre en la vereda Campos Seis, en el municipio Tibú, región del Catatumbo del Norte de Santander, Colombia, donde murieron tres venezolanos, fue en realidad en principio de otra tragedia mucho más dantesca y escalofriante.

Jonaiker José Fierro Cariel, de 31 años, fue uno de los muertos en la mina, oficio en el que tenía un año de los tres que llevaba viviendo en Colombia hacia donde emigró con varios amigos.

Al trascender su muerte, consiguieron a pesar de los costos y la pandemia, traerlo de Colombia a su Coro natal, en torno a cuyo velorio, en el sector San José, se reunieron familiares radicados allí y otros, provenientes de Mirimire, municipio San Francisco.

El cadáver llegó casi a la media noche de sábado para domingo, por lo que apenas pudieron velarlo unas siete horas.

Accidente Variante
Foto/ Gregorio González

Para este domingo, Jonaiker llevaba seis días muerto, así que familiares decidieron sepultarlo bien de mañana antes de que arreciara el Sol y que este siguiera acelerando la descomposición.

Pero la carroza fúnebre se accidentó, igual el carro del papá de Jonaiker, por lo que después de hacer el trasbordo del ataúd, resolvieron seguir hasta el cementerio municipal en el minibús Chevrolet, año 1986, amarillo, placas A3AA0BK de la línea América Libre, conducido por un familiar, Carlos Javier Fierro García, de 50 años.

La ruta de la muerte

A pesar de la hora y un domingo con una ciudad todavía dormida, sin tráfico por la que podían llegar al cementerio por la avenida Independencia, siguiendo por los Médanos, la Josefa Camejo y luego de Pantano Abajo empalmar con la avenida Alí Primera, eligieron la variante Norte por donde transitaban cuando aparentemente otro conductor se interpuso ante el camino de Carlos Fierro quien en la maniobra de evitar la colisión perdió el control.

El minibús impactó contra un poste de alumbrado público y terminó volcado tras rodar varios metros en los cuales sacó expelidos a algunos y cayó sobre la humanidad de otros dejándolos atrapándolos en la retorcida carrocería que comenzó a incendiarse.

Politraumatizado y calcinados en su totalidad murieron Pedro Rafael Fierro García, de 43 años; Sandra Josefina Chirinos Infante, de 42 años y Alida del Carmen Peña Cariel, de 55 años, ambas oriunda de Mirimire, municipio San Francisco.

Calcinados parcialmente quedaron Ydalys Mariany Silva Salas, de 35 años y Gabriel Enrique López, de 41 años.

María Fernanda González López, de 14 años, murió politraumatizada al igual que Mariangela, de quien no se obtuvieron más datos. Gustavo López, de 45 años, murió rato después en el Hospital de Coro, elevando a ocho el número de fallecidos.

Hubo 16 lesionados que fueron ingresados a la emergencia del Hospital.

Se repite la historia

Seis años, siete meses y 25 días habían transcurrido de un accidente similar con saldo de ocho muertos y 21 lesionados.

El de aquel entonces, 23 de marzo del 2014, ocurrió en Chichiriviche, municipio Monseñor Iturriza cuando una buseta de la línea Unión de Tejerías, chocó contra un poste luego de su conductor quedarse dormido.

En lo que respecta al municipio Miranda, es el cuarto accidente trágico del año, segundo en choque contra objeto fijo.

Valga recordar que el primero de enero ocurrió uno en la intercomunal Coro-La Vela, sector La Retama.

Ese mismo mes hubo un accidente en Falcón-Zulia con un fallecido, mientras que el último hecho trágico había ocurrido el 9 de octubre en la variante Sur, donde perdió la vida el motorizado Ronald Jesús Ávila, de 25 años, al chocar contra un vehículo.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar