Opinión

El Baúl de Raúl| La Guerrilla

Este equipo se revelo contra algunas normas que se querían imponer. El propio Carrasco dio la versión oficial.


La generación de los 80 fueron llamados la Guerrilla, que llevo a la vitrina de los Tiburones los trofeos de las ediciones 82 – 83, 84 – 85 y 85 – 86.

Durante la campaña 81 – 82 Pompeyo Davalillo y Luis Aparicio se alternaron en la dirección del equipo y allí surgió la nueva generación de prospectos recién firmados integrada por Norman Carrasco, Antonio Córdoba, Orlando Echenique, Oswaldo Guillen, Francisco Leandro, Alfredo Pedrique, Gustavo Polidor, Héctor Rivas y Argenis Salazar.

Este equipo se revelo contra algunas normas que se querían imponer.

El propio Carrasco dio la versión oficial de aquel primer alzamiento.

“Un día durante la práctica de bateo Waine Krenchiki quien era el primer bateador del primer grupo, le hizo un reclamo a Pedrique porque estaba tomado roling en el camporcorto. Dijo que no podía, que los muchachos de los otros grupos tenían que esperar que él y sus compañeros agarraran batazos allí primero y si había tiempo era que nosotros podíamos fildear. Bueno le hicimos la vida imposible”.

“Enseguida todos los infielder nos pusimos a tomar rolings mientras bateaba el primer grupo. Es cierto que alteramos la dinámica del entrenamiento, pero le demostramos que estábamos bien unidos y ha Krenchiki no le quedó más alternativa que hacerse pana de todos nosotros”.

En esa temporada los Tiburones llegaron hasta la semifinal en la que fueron eliminados por los Cardenales de Lara. Para el siguiente torneo bajo el mando del dominicano Osvaldo Virgil, la guerrilla se fortaleció como estilo de juego y comenzó la cosecha de éxitos.

Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar