Internacionales

A casi un año el mercado de Wuhan sigue cerrado

Luego de que este mercado fuese sindicado como el epicentro del primer brote del COVID-19, habitantes opinan que el virus no salió de esta ciudad.


Durante más de seis años, el dueño de restaurante Lai Yun inició la mayoría de sus días en Wuhan de la misma manera, con un viaje al Mercado Mayorista de Alimentos Marinos Huanan, que queda a apenas diez minutos caminando desde su casa.

“Enviaba a los niños a la escuela, desayunaba y luego iba al mercado. Era muy conveniente”, dijo Lai, de 38 años.

Eso cambió el 31 de diciembre de 2019, después de que cuatro casos de una neumonía misteriosa se vincularon al mercado y el recinto se cerró de la noche a la mañana.

La ciudad inició una agotadora cuarentena de 76 días que se anunció solo unas pocas horas antes y prohibió que las personas salieran de sus hogares.

A casi un año del comienzo del brote, el COVID-19 ha cobrado más de 1,5 millones de vidas, y el mercado de Wuhan donde se detectó inicialmente permanece vacío, incluso cuando la ciudad que lo rodea ha vuelto a la vida.

El mercado se ha convertido en un símbolo de la feroz batalla política y científica que se libra en torno al origen del virus y China continúa peleando con Estados Unidos y otros países, acusándolos de parcialidad.

Un equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud aún no ha visitado Wuhan y mucho menos el mercado.

Las autoridades sanitarias en China y en el extranjero han advertido que los esfuerzos de rastreo del origen podrían llevar años y arrojar resultados no concluyentes.

En Wuhan, donde pesa el estigma de ser el epicentro del primer brote del coronavirus, más de una decena de residentes y dueños de negocios dijeron a Reuters que no creen que el virus comenzara en la ciudad.

“Ciertamente no pudo haber sido Wuhan (…), seguramente otra persona lo trajo. O seguramente vino de algún otro producto traído del exterior. Solo había ciertas condiciones para que apareciera aquí”, dijo un vendedor del mercado en el centro de la ciudad, que se identificó como Chen.

En los últimos meses, diplomáticos chinos y medios estatales han dicho que creen que el mercado no es el punto de origen, sino una víctima de la enfermedad, y han apoyado las teorías de que el virus potencialmente se originó en otro país.

Los expertos dicen que el mercado todavía juega un papel en la investigación y, por lo tanto, es poco probable que sea demolido, aunque gran parte de esa investigación se basará en muestras tomadas inmediatamente después de que comenzó el brote.

“El primer grupo de casos se dio allí, por lo que al menos sería interesante averiguar el origen de esos y presentar algunas hipótesis, como si es más probable que vino de animales salvajes o tal vez apunta a un superpropagador humano”, dijo Jin Dong-Yan, profesor de virología de la Universidad de Hong Kong.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar